Sólo ocho países de la UE reconocen como violación el sexo sin consentimiento

El grueso de países europeos -entre los que se incluye España- consideran este hecho como un tipo penal más leve

Concentración en protesta contra la justicia en casos de violencia de género

El grueso de países europeos -entre los que se incluye España- consideran este hecho como un tipo penal más leve, y que pasa por abusos sexuales pero nunca como una violación.

La mayoría de países de la Unión Europea aún no reconocen el sexo sin consentimiento como una violación y sólo ocho lo asumen como una agresión sexual, según un informe de Amnistía Internacional (AI) que tacha de "inquietante"el criterio de las leyes nacionales para discernir cuándo una víctima ha sido violada.

En Europa habría una "desfasada legislación sobre la violación", según la ONG. Y es que sólo Irlanda, Reino Unido, Bélgica, Chipre, Alemania, Islandia, Luxemburgo y Suecia interpretan que, si una mujer no consiente una relación sexual, se trata de una violación con todas las consecuencias.

Sin embargo, el grueso de países europeos -entre los que se incluye España- consideran este hecho como un tipo penal más leve, y que pasa por abusos sexuales pero nunca como una violación.

Esto transmite, a juicio de Amnistía Internacional, un "enérgico mensaje de que la violación real sólo se produce cuando se utiliza la violencia física"y obvia, asimismo, una violación de la voluntad de la mujer para tener sexo en contra de su voluntad.

El informe incide en prácticas de países como Malta, donde los delitos sexuales "entran en el capítulo de delitos que afectan al buen orden de las familias"y no como violencia contra las mujeres.

"Las leyes tienen el poder de administrar justicia e influir en las actitudes. Una y otra vez, las encuestas muestran que mucha gente aún cree que no hay violación cuando la víctima está bebida, viste ropa provocativa o no opone resistencia física", declararon desde la ONG.

Según la última encuesta de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, una de cada 20 mujeres de países comunitarios ha sido violada a partir de los 15 años. Esto arroja una cifra de unos nueve millones de mujeres agredidas sexualmente.

"Pese a estas escalofriantes cifras, pocos países europeos tratan este delito tan seriamente como debieran en la ley", argumenta la organización, que demanda cambios en las leyes de los países europeos para que dejen de ser "defectuosas"y dejen de sostener una "peligrosa cultura de culpar a la víctima".

Servimedia