MENÚ
martes 25 junio 2019
12:07
Actualizado

¿Su hijo adolescente tiene sobrepeso? Cuidado, podría sufrir una jubilación temprana

El riesgo de una persona con una baja capacidad aeróbica de tener una pensión debida a enfermedad psiquiátrica es mayor que el que tendría una con obesidad mórbida

  • El estudio realizó un seguimiento a un millón de adolescentes | A. R. Roldán
    El estudio realizó un seguimiento a un millón de adolescentes | A. R. Roldán

Tiempo de lectura 4 min.

12 de febrero de 2019. 13:19h

Comentada
L. R. S.  12/2/2019

Los adolescentes obesos y con una baja forma física tienen un mayor riesgo de tener en el futuro una jubilación temprana debida a una enfermedad incapacitante, según se desprende de un estudio internacional liderado por la Universidad de Granada (UGR) y el Instituto Karolinska de Suecia.

Los investigadores, que han publicado sus conclusiones en la revista científica ‘Annals of Internal Medicine’, realizaron un seguimiento a más de un millón de adolescentes varones de Suecia durante un periodo medio de 30 años, analizando también el “efecto combinado entre una baja capacidad aeróbica y un alto índice de masa corporal”. Los resultados han demostrado que ambos son factores de riesgo para tener una jubilación temprana debido a una “enfermedad crónica o severa”, como psiquiátricas, cardiovasculares, musculoesqueléticas o del sistema nervioso. En el otro lado de la balanza, los adolescentes con menos riesgo de tener una jubilación temprana por estos motivos fueron aquellos en buena forma física y con “normo-peso”.

El profesor del Departamento de Educación Física y Deportiva en la Facultad del Deporte de la UGR y coautor del trabajo Francisco Bartolomé Ortega ha afirmado que “estos hallazgos tienen importantes implicaciones para la salud pública, ya que demuestran que mantener una buena condición física, especialmente capacidad aeróbica, no solo tiene un gran impacto sobre la salud, sino que además tiene un impacto social y económico”. “Esto es especialmente relevante en España, uno de los países con mayor expectativa de vida del mundo y, por tanto, uno de los países que afronta y afrontará el difícil reto de una población envejecida”, ha asegurado Ortega.

De entre todas las enfermedades que dieron lugar a la concesión de una jubilación temprana, las enfermedades de tipo psiquiátrico fueron las más frecuentes. Así, “uno de los hallazgos más novedosos e impactantes de este estudio es que el riesgo de una persona con una muy baja capacidad aeróbica de tener una pensión debida a enfermedad psiquiátrica es mayor incluso que el que tendría una con obesidad mórbida tipo III”, ha señalado Pontus Henriksson, primer autor de este trabajo.

Otro hallazgo importante ha sido que aquellas personas que tenían obesidad, pero mantenían un nivel de capacidad aeróbica moderado o alto (la llamada paradoja ‘fat but fit’), “tuvieron un menor riesgo de tener una enfermedad psiquiátrica conducente a una jubilación temprana que aquellas personas que tenían un peso normal (índice de masa corporal entre 18.5 y 24.9 kg/m2), pero tenían una baja capacidad aeróbica”.

Una de las principales limitaciones del estudio es que fue realizado sólo en varones, por lo que no se puede saber si las conclusiones del estudio son directamente extrapolables a mujeres, aunque hay otro tipo de estudios que han observado que el valor predictivo de la capacidad aeróbica en la enfermedad futura es consistente en ambos sexos.

Últimas noticias