Un niño de 8 años lleva a su hermano de cuatro en furgoneta a una hamburguesería

El menor dijo que aprendió a conducir viendo vídeos en Youtube

Imagen del establecimiento al que acudieron los dos menores en el vehículo familiar
Imagen del establecimiento al que acudieron los dos menores en el vehículo familiar

Un niño de ocho años consiguió evitar el control de sus padres y cogió a su hermano de cuatro, lo subió a una furgoneta y condujo durante tres kilómetros para comprar unas hamburguesas.

Un niño de ocho años consiguió evitar el control de sus padres y cogió a su hermano de cuatro años, lo subió a una furgoneta, lo sentó en el asiento del copiloto y condujo durante tres kilómetros hasta un establecimiento de comida rápida para comprar unas hamburguesas. Cuando llegaron a la ventana para hacer el pedido desde el vehículo, los empleados de McDonald's pensaron que se trataba de una broma y que sus padres estaban en el asiento de atrás.

Al comprobar que no era así, alertaron a la policía. Cuando llegaron los agentes, en precoz conductor se echó a llorar porque pensaba que había hecho algo mal. Los agentes avisaron a sus abuelos y los niños se quedaron en el restaurante comiendo la hamburguesa, los nuggets y patatas fritas que habían ido a comprar.

Los hechos se produjeron el pasado domingo en el pueblo de East Palestine en el este de Ohio cuando, aprovechando que sus padres dormían, los dos niños decidieron ir a comprar comida. Durante el camino, se detuvieron en los semáforos y cedieron el paso a los coches antes de girar en una calle en dirección al McDonald's. El niño le dijo a la policía que había aprendido a conducir mirando videos en YouTube, según informa "Weirton Daily Times".

Los menores fueron trasladados posteriormente a la comisaría, donde fueron recogidos por sus padres, contra los que no se han presentado cargos.