Una llamada al teléfono contra la trata permite liberar a una mujer explotada sexualmente

Agentes de la Policía Nacional han liberado a una mujer que estaba siendo explotada sexualmente en la capital gracias a una llamada al teléfono de denuncia contra la trata alertando de su situación, ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en un comunicado.

En la operación ha sido detenido el proxeneta que obligaba a la víctima con continuas palizas a ejercer la prostitución en jornadas de 15 horas. La investigación se inició cuando los agentes recibieron una llamada al teléfono de colaboración ciudadana contra la trata en la que una persona manifestaba que había una mujer encerrada en el baño de un bar en una céntrica calle de la capital.

Los agentes se desplazaron inmediatamente hasta el lugar, donde encontraron a una mujer de nacionalidad rumana aterrorizada, que después de ser atendida, manifestó que estaba siendo explotada sexualmente por un ciudadano de su misma nacionalidad.

Jornadas de 15 horas

La víctima explicó a los agentes que era obligada a ejercer la prostitución en una céntrica calle de Madrid en jornadas maratonianas que duraban desde las diez de la mañana hasta la una de la madrugada ininterrumpidamente, momento en el que era recogida por su explotador, al que tenía que entregar la totalidad del dinero obtenido de los servicios sexuales realizados.

La mujer aseguró haber recibido numerosas palizas para que se mantuviese en la situación de explotación. Una vez escuchado el testimonio de la víctima se iniciaron las pesquisas que culminaron con la localización y detención del explotador, un ciudadano de nacionalidad rumana.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del grupo VII de la Brigada Central Contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y del grupo VI de la UCRIF de Madrid.

Con la trata no hay trato

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de una nueva unidad de referencia en esta materia: la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos, habiéndose recibido desde entonces casi 2.400 llamadas y 1.300 correos electrónicos, de los que han derivado numerosas investigaciones gracias a la colaboración ciudadana.

Dentro de la II Fase de este plan, que comenzó en enero de este año, la Policía Nacional ha puesto en marcha la mayor campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Con el lema 'Con la trata, no hay trato. Denúncialo', la Dirección General de la Policía está promoviendo la inclusión de vídeos y carteles en prensa escrita, radio y televisión que favorezcan la concienciación e implicación social de todos los ciudadanos, y especialmente de los clientes potenciales de estos servicios, contra los delitos cometidos por las redes que trafican con personas para su prostitución.