A Tu Salud

Educación sexual

Uno de cada 4 diagnósticos de ITS en España se produce en menores de edad

El 40% de los jóvenes afirma que no usa preservativo en las relaciones sexuales con penetración, una cifra que se dispara al 92% en el caso del sexo oral

GRAF3673. ZARAGOZA, 05/07/2022.- Personal técnico de laboratorio prepara unas muestras para analizar. La cadena robotizada de serología y biología molecular que permite obtener el 93 % de los resultados de las pruebas en el día ya funciona a pleno rendimiento y cubre áreas de la Microbiología como COVID, VIH, hepatitis, sífilis y sarampión. EFE/Javier Cebollada
En la imagen, personal técnico de laboratorio manejando muestras de sangre EFEAgencia EFE

Varón, entre 18 y 19 años y heterosexual. Este es el nuevo perfil al que se diagnostica de una infección de transmisión sexual (ITS) en jóvenes en España. Así lo muestra un estudio multicéntrico realizado en nueve hospitales de cinco comunidades autónomas, que incluye episodios atendidos tanto en hospitales como en atención primaria, sobre una muestra de 529 casos diagnosticados entre 2018 y 2022, y presentado hoy en el XIV Congreso Nacional de GEsida. Los datos confirman algo que ya se sabía: que las ITS se diagnostican a edades precoces, con independencia del sexo biológico al nacimiento y de la orientación sexual.

En concreto, en cuanto a la edad, de los 529 episodios analizados, 20 (casi un 4%) fueron menores de 15 años (adolescentes precoces); 176 (más de un 33%), adolescentes medios- entre 15 y 17 años-; y 333 (casi el 63%), adolescentes tardíos (entre 18-19 años). En relación con el sexo al nacimiento, casi el 53% de los casos correspondió a hombres. En cuanto a la orientación sexual, el 40% de las ITS se diagnosticaron en adolescentes heterosexuales, un 20% en adolescentes gays y lesbianas y un 3% en adolescentes bisexuales (orientación no reportada en un 30% de los casos).

Partiendo de los datos de los laboratorios de Microbiología, el estudio incluye los casos de nuevos diagnósticos de las siguientes ITS: VIH o episodio de sífilis durante todo el periodo referido, e infección por C. trachomatis, N. gonorrhoeae, M. genitalium o Virus herpes simple (VHS) en los primeros 15 días de cada trimestre, durante esos cinco años.

Cribados de coinfección minoritarios

La investigación arrojó también que en un 17% de casos hubo al menos una coinfección. VIH, sífilis y N. gonorrhoeae se asociaron mayoritariamente a adolescentes hombres (en un 81%, 67% y 72% de los casos), mientras que el virus herpes simple (VHS), M. genitalium y C. trachomatis se asociaron con mayor frecuencia a mujeres adolescentes (en el 77%, 86% y 68% de los casos). El VIH se diagnosticó con mayor frecuencia en adolescentes homosexuales (57,6% de los casos), mientras que C. trachomatis y VHS en heterosexuales (58% y 75% de los casos).

Los autores destacaron que esta cifras serían mucho más elevadas si el cribado de otras ITS se realizara de forma correcta cuando se diagnostica una primera, pero la realidad es que se lleva a cabo de forma minoritaria. Así, a un 43% de los adolescentes diagnosticados de virus herpes simple (VHS), M. genitalium, C.trachomatis o N.gonorrhoeae no se le solicitó serología para cribado de VIH o sífilis; y a un 70% de los pacientes con diagnóstico de sífilis o VIH no se le realizó exudado u orina para despistaje de otras ITS.

También alertaron de que hay oportunidades de mejora en la información, manejo y tratamiento de los adolescentes con ITS, ya que el estudio muestra que en un 12,8% de los diagnósticos de ITS no se registró ningún tratamiento, ocurriendo este hecho en el 21% de los casos de sífilis. Asimismo, hubo un 27% de los episodios en los que el tratamiento recibido fue inadecuado (no recibió tratamiento o este fue incorrecto), siendo la sífilis la ITS que agrupa el mayor número de casos (37% de los casos). En general, el tratamiento fue inadecuado en 1/4 de episodios de ITS en general; 1/3 en caso de diagnóstico de sífilis y 1/5 si se diagnosticó C. trachomatis o N. gonorrhoeae.

Un 40% de los jóvenes no usa preservativo

Una de las causas que está detrás del aumento de las ITS en adolescentes y jóvenes en la caída en picado del uso del preservativo. Según el XI Barómetro de Control España 'Los españoles y el sexo', el 40% de los jóvenes españoles afirma no usar nunca o casi nunca el preservativo masculino cuando mantiene relaciones sexuales; y la cifra se dispara en el sexo oral ya que el 92% confiesa no usarlo.

Los encuestados, unos 2.000 hombres y mujeres de entre 18 y 58 años de todo el territorio nacional, afirman que el principal motivo para no usar el condón es la existencia de otros métodos (40%), la pérdida de sensibilidad (29%) y la interrupción del momento de excitación (18%).

En el caso del sexo oral, un 41% afirma creer que no hay riesgo de contagio por estar con pareja estable, y un 52% no da explicaciones de por qué no lo usa. Por otro lado, tres de cada 10 jóvenes españoles no han acudido nunca a un especialista para revisar el estado de su salud sexual, y si lo hacen es porque creen que pueden tener algún tipo de problema de salud sexual. Del mismo modo, el 70% no se ha realizado nunca una prueba de VIH.

Ante la pregunta si mantendrían relaciones sexuales con una persona que tenga una infección de transmisión sexual (ITS), casi la mitad de los jóvenes españoles (48%) contesta con un no rotundo y un 30% señala que depende de la infección. Además, cuatro de cada 10 jóvenes confiesan que no suelen conocer el estado de salud de la persona con la que se acuestan.