Yeles pide una estación de AVE para contribuir a la reducción de la contaminación

El Grupo Municipal de UPyD en Yeles propone aprovechar la infraestructura ya existente del AVE Madrid-Toledo para reducir el tráfico hacia la capital y mejorar la calidad de vida de miles de

toledanos que se desplazan diariamente por carreteras congestionadas. Según Félix Romero, portavoz de UPyD en Yeles, “Es una medida de justicia para miles de personas de la comarca que cada vez encuentran más restricciones para desplazarse a trabajar a la capital". Y añade: “Además de ser clave para reimpulsar el desarrollo socioeconómico de esta comarca, subir La Sagra al AVE es fundamental para reducir la contaminación atmosférica en Madrid y su entorno.”

La construcción de esta estación supondría también un gran impulso a los esfuerzos del propio Ayuntamiento de Madrid para reducir sus problemas de movilidad y de contaminación

atmosférica. Precisamente, entre los datos que justifican la construcción de este apeadero de pasajeros está que la carretera de Toledo (A-42) y la de Andalucía (A-4) como los dos accesos

que más contribuyen a la congestión de la capital, con 105.000 vehículos al día. Asímismo, los desarrollos de las líneas de cercanías a Illescas y Torrejón de Velasco, que ya tendrían que

haberse acabado, siguen sin financiación por la falta de presupuesto para hacer frente a la elevada inversión que suponen.

La gran ventaja de este proyecto es que la mayor parte de la inversión ya está realizada. La línea de alta velocidad que une Toledo con Madrid opera desde 2005 y tiene una distancia total de 75

kilómetros que son recorridos en 33 minutos por hasta 15 trenes Avant. Bastaría con que algunos de ellos realizasen una parada intermedia en esta nueva estación para dar respuesta a las

necesidades de la población y al problema medioambiental en la capital.

En palabras del propio Félix Romero, “La existencia de un apeadero de servicio, la equidistancia a ambas capitales, su proximidad a otros grandes núcleos urbanos como Illescas y Seseña y la

cercanía a la A-42 hacen de Yeles el lugar idóneo para la localización de esta nueva estación”. Yeles, y su vecino Esquivias, contaban históricamente con una estación común de tren en la

antigua línea Madrid-Ciudad Real, que se desmanteló en 1988 paralelamente a la construcción de la línea de AVE Madrid-Sevilla. La Sagra Alta contaba entonces, con una población muy

inferior a la actual y los planes de infraestructuras impulsaban preferentemente el transporte por carretera de tal manera que no se justificaba la inversión de una nueva parada de tren.

En 2005 entró en servicio el AVE Madrid-Toledo, en plena expansión de la burbuja urbanística. Hoy día la comarca es un cinturón de gran población del área metropolitana de Madrid que necesita esta infraestructura de transporte para reconducirse hacia un modelo de desarrollo más sostenible.