El aparato secreto que El Pentágono usa para eliminar el COVID-19

Su nombre es Seraph 100 y ha sido desarrollado por el departamento de Defensa de Estados Unidos

El aparato secreto que El Pentágono usa para filtrar la sangre y eliminar el COVID-19
El aparato secreto que El Pentágono usa para filtrar la sangre y eliminar el COVID-19Exthera

¿Se imaginan que, dentro de unos años, vuelve a haber una pandemia tan extrema como la que aún estamos sufriendo con el COVID-19? Esta es una de las hipótesis con las que trabaja el departamento de Defensa de Estados Unidos. De ahí su empecinamiento por encontrar una solución que permita poner frente a cualquier virus o bacteria antes de que su impacto llegue a tal calificación.

Por el momento, ya han presentado Seraph 100, un filtro que se está usando con éxito en la recuperación de pacientes con el SARS-CoV-2 en estado crítico. ¿Qué ha conseguido? Reducir la cantidad de virus en sangre de forma drástica. Sin embargo, el objetivo que plantean es mucho más ambicioso: acabar con cualquier futura pandemia.

“Retamos a la comunidad de investigadores para que creen soluciones que pueden sonar a ciencia ficción. Estamos dispuestos a arriesgarnos con inversiones que no pueden funcionar, pero que, si funcionan, pueden cambiar el panorama completamente”, ha señalado Matt Hepburn, director de la oficina de biotecnología de la agencia de investigación avanzada para la defensa de Estados Unidos, Darpa. Lo hizo en el popular programa 60 minutos de la cadena CBS, donde relató algunos de sus éxitos: aviones invisible, radar, GPS...

El filtro de Darpa, tal y como reseña Novaceno, ha sido probado por la compañía ExThera. Tras varias pruebas y análisis, confirmaron que el dispositivo funcionaba: eliminaba la mayor parte del virus localizado en sangre. Así que se decidió ponerlo en práctica con un par de casos extremos: dos pacientes fueron sometido al tratamiento, que consiste en conectarles a una máquina de diálisis equipados con Seraph 100. Éste, gracias su material, puede capturar agentes biológicos como el COVID-19. Así, al terminar el proceso, la sangre del paciente está limpia.

Por el momento, 300 personas ya han sido tratadas con este método. A Europa también ha llegado, donde se está ensayando con éxito en Alemania y aterrizará en España en breve. Según la empresa española Cardiolink Group, la agencia española del medicamento ha aprobado un programa para probar el Seraph 100 en 42 pacientes críticos con el coronavirus bajo supervisión del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y el Hospital Universitari Vall d’Hebron de Barcelona.