Si te llama este teleoperador de Vodafone, cuelga de inmediato

La compañía telefónica lanza un aviso urgente ante un nuevo tipo de estafa que está corriendo como la pólvora

Si te llama este teleoperador de Vodafone, cuelga de inmediato
Si te llama este teleoperador de Vodafone, cuelga de inmediato

Lo puedes reconocer: a ti tampoco te hace ninguna gracia que tu compañía te suba la cuota mensual de tu tarifa móvil. Que sí, que a veces nos regalan algunos datos extra a final de mes o nos agasajan con algún producto exclusiva, pero ni una ni la otra cosa te convence. Es normal. El gran problema es cuando te llaman para comunicarte la noticia y ésta es falsa. Pero tú te la crees y haces todo lo posible por evitar que así ocurra. Error.

Así lo ha alertado Vodafone, esta misma semana. Se trata de una de las estafas más sencillas y a la vez más efectivas para los ciberdelincuentes. ¿En qué consiste? Un supuesto empleado de la compañía telefónica te llama para anunciarte que, a partir de ahora, vas a pagar más dinero por el mismo servicio. De tal modo que, para confirmar tu aceptación, te piden que facilites tus datos. Y, si no lo haces, te amenazarán con incluirte en un fichero para que la OCU se encargue de que te llamen desde otras operadoras.

“Si te llaman diciendo que te vas a subir la cuota 22 euros de forma inmediata, cuelga. Se hacen pasar por nuestros operadores y, si no estás de acuerdo, prometen meterte en un fichero para que la OCU se encargue de que te llamen de otras operadoras. Es una estafa, no piques”, ha alertado Vodafone en su perfil oficial de Twitter.

A esta técnica se la conoce como vishing, una mezcla entre el phishing y las llamadas de voz, con el que los ladrones van intentar acceder a tus datos bancarios. Y lo peor de todo es que lo hacen con tanta seguridad que, la mayor parte de sus víctimas acaban accediendo a sus exigencias.

Basta una llamada de teléfono

Tan sólo les basta una llamada de teléfono para engañar a su presa, tanto que en algunos casos han conseguido hasta vaciar sus cuentas corrientes en cuestión de minutos. ¿Cómo? En primer lugar, estudian al sujeto seleccionado aleatoriamente en sus redes sociales y, en segundo lugar, le engañan de tal forma que éste cede ante sus peticiones.

Así lo recoge la empresa de ciberseguridad española Panda Security, que considera que este año resulta especialmente susceptible a estos engaños por la culpa del coronavirus. Además, no hay que perder de vista que acaba de comenzar el curso y que cualquier plan de ahorro es de agradecer. Algo que lo ladrones conocen, aprovechándose de tal situación: así llaman y realizan una oferta única para guardar algunos cuantos euros a final de mes. Algunas veces, ofrecen una cuenta corriente en un banco online; otras veces, prometen un plan de pensiones con buenas condiciones... Pero, en cualquier caso, todo lo venderán como una oportunidad fugaz y exclusiva dado la situación excepcional que vivimos, por lo que la presión y el interés aumentarán.

“Se trata de una realidad que los cibercriminales conocen bien. Y por eso, hacen muy bien sus deberes, por medio de una técnica denominada ingeniería social”, explica Hervé Lambert, responsable de operaciones de Panda Security. “Con esta metodología de hacking consiguen saberlo todo sobre sus víctimas antes de hacer la llamada. Es decir, los hackers buscan toda la información que hay sobre una persona en Internet y las redes sociales, para saber dónde trabajan sus víctimas, dónde viven o al colegio al que llevan a sus hijos. Una vez han recabado toda esa información, la utilizan para generar confianza en las personas a las que están timando”.