Google afina sus búsquedas

Se une a la campaña para combatir las noticias falsas

Google quiere precisar más las búsquedas
Google quiere precisar más las búsquedas

Google ha actualizado sus métodos de búsquedas de páginas web para luchar contra la “plaga” de las noticias falsas que tanto daño está haciendo en la red, con el objetivo de distinguir de una forma más eficaz qué informaciones son veraces y cuáles no, y arrinconar y denunciar estas últimas.

Como recuerda Ben Gomes, vicepresidente de Ingeniería de Google Search, en el blog de la empresa, ha llovido mucho desde que en el inicio de los tiempos del buscador se valorara la importancia de las webs con el algoritmo PageRank, que a su vez tenía la misión de penalizar a los “tramposos” que intentaran engañar “utilizando para ello ‘granjas de contenidos’ de baja calidad, texto oculto y otras prácticas engañosas”, recuerda Gomes.

Las sucesivas mejoras en estos controles han ido adaptándose a las necesidades, y la última de ellas es el “boom” de las noticias falsas que pululan por la red.

Un día después de que se anunciara el lanzamiento de Wikitribune, inspirado en el mismo empeño, Google ha anunciado mejoras en la clasificación de las búsquedas. La compañía cifra en un 0,25% el porcentaje de contenidos engañosos u ofensivos, una proporción pequeña pero que, en el conjunto de informaciones que cada minuto se suben a la red, resulta significativo.

Para evitar la difusión de este tipo de contenido, Google ha mejorado los métodos de clasificación y ha realizado actualizaciones algorítmicas para mostrar contenidos más acreditados.

Por un lado, aplicará cambios en la guía de evaluación de calidad de las búsquedas. “La implementación de cambios en las búsquedas incluye un proceso de experimentación. Dentro de ese proceso, tenemos evaluadores –personas reales que valoran la calidad de los resultados de las búsquedas de Google—, y que nos proporcionan información sobre los cambios que vamos introduciendo. Estas clasificaciones no determinan las valoraciones de cada página en particular, sino que se utilizan para ayudarnos a recopilar datos sobre la calidad de nuestros resultados y a identificar áreas donde necesitamos mejorar”, explica Gomes.

Además, habrá cambios en las valoraciones. “Hemos ajustado nuestras señales para ayudar a mostrar páginas más fiables y para posicionar en niveles inferiores contenidos de escasa calidad, para que asuntos como la negación del Holocausto que observamos el pasado mes de diciembre tengan una menor probabilidad de aparecer en las primeras páginas”, añade el directivo de Google.

Junto a ello, el buscador ha modificado también prestaciones como las de Autocompletar, que ayuda a predecir las búsquedas, o la de Fragmento destacado, que muestra en la parte superior de la página de resultados los aspectos más destacados sobre la búsqueda, tras detectar que se producían en ocasiones resultados inesperados, imprecisos u ofensivos.

“A partir de ahora, facilitamos a las personas la posibilidad de marcar directamente contenidos que aparecen en las predicciones de Autocompletar y en la Información destacada. Estos nuevos mecanismos de respuesta incluyen categorías claramente etiquetadas para que puedas informarnos directamente cuando encuentres contenidos sensibles o poco útiles. Nuestro objetivo es poder utilizar esta funcionalidad de respuesta para mejorar nuestros algoritmos”, explica Gomes.