• 1

Kenshiro y Kengoro, los humanoides que hacen ejercicio y sudan

Investigadores japoneses han creado a los robots más avanzados del mundo

  • Uno de los robot en plena sesión de abdominales
    Uno de los robot en plena sesión de abdominales

Tiempo de lectura 2 min.

21 de diciembre de 2017. 19:51h

Comentada
larazon.es.  21/12/2017

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tokio ha creado lo que parece ser el robot humanoide más avanzado hasta el momento, en realidad dos de ellos, uno llamado Kenshiro y el otro Kengoro. En su artículo publicado este 20 de diciembre en la revista 'Science Robotics', el equipo describe el trabajo para fabricar robots que sean lo más similares posible a los humanos y demuestra lo que sus dos últimos modelos pueden hacer. A medida que la robótica ha avanzado, la mayoría de los robots han evolucionado para convertirse en máquinas de un solo propósito. Algunos están diseñados para pintar autos, por ejemplo, otros para llevar suministros para los soldados. Pero algunos son de otra clase y se llaman humanoides porque su propósito no es necesariamente realizar una tarea, sino imitar las habilidades de los seres humanos.

Con ese fin, los investigadores de la Universidad de Tokio han estado perfeccionando partes robóticas para imitar partes humanas y ensamblarlas para crear robots completos que se muevan lo más cerca posible de las formas en que los humanos se mueven.

Por ejemplo, le dan a sus robots cajas torácicas, columna vertebral y articulaciones giratorias. El resultado es un movimiento sorprendentemente realista en formas similares realistas. De los dos robots que el equipo está demostrando, Kengoro es el más avanzado, porque es el humanoide más reciente que el equipo ha construido. Puede hacer toda clase de ejercicio: flexiones, estiramientos, curvarse hacia atrás e incluso golpear una mosca de bádminton.

En otra primicia interesante, también suda, hasta cierto punto. Debido a que tiene actuadores para tirar de cadenas destinadas a imitar el movimiento muscular, el humanoide se calienta. Para evitar el sobrecalentamiento, el equipo instaló tubos de agua a través de los robots. Parte del calor se disipa ventilando vapor a través de pequeños agujeros en su esqueleto de aluminio.

Los investigadores afirman que Kengoro tiene seis veces el grado de libertad de movimiento de otros humanoides, y es capaz de mover más de sus partes de una manera humana que cualquier otro. Puede pararse sobre los dedos de los pies, por ejemplo, o girar la cabeza de un lado a otro.

Los investigadores sugieren que esforzarse para crear el robot más humano posible no es solo por vanidad: creen que los robots que se mueven como los humanos podrán ofrecer posibilidades de prueba únicas. Los robots que se mueven como los humanos en las pruebas de choque automovilístico, por ejemplo, podrían ofrecer una descripción más realista de lo que realmente les sucede a los humanos cuando sufren ese tipo de accidentes.

Ep

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs