Plano a Plano se lanza a la gran pantalla

La productora que comandan César Benítez y Emilio Amaré preparan dos filmes para 2021

Emilio Amaré y César BenítezPlano a PlanoPlano a Plano

En la búsqueda de la excelencia y la ampliación de un modelo de negocio cada vez más competitivo, la productora Plano a Plano que dirigen César Benítez y Emilio Amaré ha decidido dar el salto a la gran pantalla. Los creadores de “Servir y proteger” o “Allí abajo” ya han cerrado dos proyectos de cine para 2021.

Según la propia productora, " Esta estrategia se enmarca en una apuesta por ampliar líneas de negocio más allá de la producción de ficción televisiva", tras convertirse en una de las empresas referentes del sector de la ficción televisiva. El primer proyecto en materializarse será la producción de cine, “una evolución natural de la compañía si tenemos en cuenta mi trayectoria profesional con casi treinta títulos a mis espaldas durante más de veinte años dedicado a este sector”, adelanta Benítez, presidente de Plano a Plano, para quien la coyuntura actual es, además, un valor en alza. “Durante estos más de diez años, Plano a Plano se ha mantenido como la primera productora independiente haciendo coincidir nuestra expansión con el boom de las series en español y, una vez consolidados con títulos y proyectos con todas las cadenas y plataformas que operan en España, es el momento de abarcar nuevas esferas de actividad”, declara

Así, el primer proyecto en arrancar será la película “En la oscuridad”, actualmente en preproducción y que está basada en la novela homónima de Antonio Pampliega centrada en el secuestro de diez meses que vivió este reportero español a manos de Al Qaeda. La película, que estará dirigida por Norberto López Amado (“Nos miran”, “Hernán”), cuenta con el asesoramiento del propio Pampliega y, entre las dificultades de rodaje se incluye la transformación corporal a la que tendrá que ser sometido el protagonista para reflejar el peso del periodista antes de su secuestro (120 kilos) así como el deterioro físico tras los meses de cautiverio en Siria. Plano a Plano está cerrando el elenco principal de este filme. “Llevamos mucho tiempo acariciando la idea de producir cine y creo que vamos a debutar con el proyecto perfecto”, explica Emilio Amaré, director general de la compañía. “Esta historia nos permite entrar por la puerta grande y hacerlo con un relato lleno de emoción y verdad que supone una lección de vida y fe y que demuestra hasta dónde puede llegar el ser humano con tal de conseguir la libertad”, añade. Está previsto que se comience el rodaje durante el primer semestre del año.

Paralelamente, Plano a Plano está trabajando ya en el que será uno de los proyectos más ambiciosos del séptimo arte en nuestro país. Se trata de una coproducción que se rodará en Kazajistán y que pondrá en manos de Benito Zambrano la historia de los cientos de españoles que fueron internados en campos de concentración del -entonces- país soviético tras la guerra civil española. La producción tiene previsto comenzar su rodaje el próximo verano, debido a que las bajas temperaturas de la región complicarían filmar allí en otra época del año.