Alex García: «Todo productor tiene a su Javier Bardem»

El actor protagonista de «El Inmortal» analiza su gran año profesional

Rodaje de la nueva serie de Movistar “El inmortal”,con Álex García Jon Kortajarena, María Hervás, Teresa Riot, Francis Lorenzo, Marcel Borras, Jason Day, y Emilio Palaciosentre otros.
Rodaje de la nueva serie de Movistar “El inmortal”,con Álex García Jon Kortajarena, María Hervás, Teresa Riot, Francis Lorenzo, Marcel Borras, Jason Day, y Emilio Palaciosentre otros.Cristina BejaranoLa Razón

Todos los actores que interpretan al resto de los personajes de «El Inmortal», la serie que se está terminando de rodar en Madrid y que estrenará próximamente Movistar+, hablan del papel de Álex García como el absoluto epicentro de la trama. Todos y cada uno de los miembros del elenco de esta serie están marcados por el comportamiento del protagonista, como sucede en todo clan criminal, el líder marca el espíritu de toda la banda.

La historia de Juan Carlos Peña, más allá de ser la historia de Los Miami, es la trayectoria ascendente de un hombre que de la nada alcanza lo más alto, al menos para la sociedad de los 90. «Me llaman especialmente las historias basadas en hechos reales, cuando empiezas a buscar información y te das cuenta de que no estás interpretando algo totalmente ficticio. Vi que la trama era enorme y daría para varias temporadas. Ahí lo dejo» (se ríe). Aunque recuerda que la serie no se ajusta exactamente a la realidad, ficcionando algunos desenlaces y personajes.

Álex reconoce sin complejos que «me fascina el Madrid de los 90, el libertinaje que había, como se malentendió el concepto de derechos y libertad después de décadas de represión absoluta. Cada uno empezó a tomarse la vida a su manera». En los 90 sí que se vivía a la madrileña. «Todo valía y además nadie podía grabarlo. Ahora todo queda registrado por algún móvil».

Rodaje de la nueva serie de Movistar “El inmortal”, con Álex García Y Jon Kortajarena. FOTO: Cristina Bejarano La Razón

Para todos los miembros que forman parte de este equipo de rodaje, la gran joya son los guiones. «Me cautivaron desde el primer momento. No es fácil poner a los personajes en las situaciones donde los espectadores desearían. Además, el ritmo es vertiginoso. Está siendo un rodaje de locos, con días en los que cambiamos hasta tres veces de localización. Pero eso solo hace que la serie sea trepidante».

En toda su trayectoria como actor, nunca había tenido tanto peso en una trama. «Aparezco en casi todas las escenas». Además, Álex reconoce que ha percibido una magia especial entre el reparto. Su especial vínculo con las dos mujeres de su vida van a potenciar su personaje y le van a hacer aún más peligroso.

Álex siempre tuvo claro que solo quería ser el personaje de Juan Carlos Peña, pero esta decisión hizo que estuviese muy cerca de quedarse fuera de la serie. «Rechacé la posibilidad de hacer otros papeles en la serie y estuve varios meses sin tener noticias. Tiempo después me volvieron a contactar, cuando ya había perdido la esperanza. Pero pasa mucho en los castings. Yo intento no hacerme ilusiones. Todos los productores tienen a su Javier Bardem o su Mario Casas.

Pero esto no quiere decir que no le alimente la ambición por los nuevos proyectos. «He aprendido a ilusionarme después. Cuando ya estoy en el rodaje es cuando me echo el equipo a la espalda y me entrego. Vivo el presente, antes me devoraba la expectativa».

En un año tan importante para Álex, se puede llegar a una conclusión sobre su trayectoria más reciente, después del largometraje «Si yo fuera rico» o su papel en Antidisturbios una de las series de la temporada. Los personajes impulsivos dominan sus últimos trabajos, aunque él discrepe. «Creo que es un perfil un tanto puntual. Cuando destaqué en ‘Tierra de Lobos’ hacía de un buen tío que solo se preocupaba por su trabajo y por su gente. Pero creo que ‘Antidisturbios’ lo ha visto más gente y por eso me asocian con personajes viscerales».

El antecedente de «Narcos» demuestra que este tipo de ficciones pueden ser criticadas como un supuesto intento de blanquear la imagen de un criminal e incluso como apología del narcotráfico. Pero el propio Álex asegura que en esta ficción se respeta toda la oscuridad del mundo de la droga y el crimen. «Es una ficción que no oculta el destino que suelen correr este tipo de bandas. Pero también creo que los espectadores deben tener la madurez suficiente para saber identificar lo que forma parte de la narrativa habitual de una serie y lo que es la realidad y lo ético».

El propio productor reconocía que la serie tiene un aire a «El Padrino». Pero estas comparaciones a Álex le parecen «muy peligrosas». También es desconfiado con la posibilidad de que haya más temporadas: «Lo mismo decían con ‘Antidisturbios’ y no se va a hacer, a pesar de tener crítica y público. Nunca se sabe».