«Cómo es sentirse libre», la mujer negra al poder

Odisea estrena hoy la serie de Alicia Keys sobre las primeras divas afroamericanas

DIAHANN CARROLL in Paris.
DIAHANN CARROLL in Paris. FOTO: ODISEA Alamy Stock Photo

Alicia Keys ha vuelta a dejar constancia de su gran compromiso social. Más allá de su ya importante carrera como una de las voces más importantes de la actualidad, ahora ha producido un documental que rinde tributo a las pioneras afroamericanas en las discográficas y Hollywood. «Cómo es sentirse libre» relata el ascenso a la fama de seis de los máximos referentes de Alicia. Entre ellos se encuentran Lena Horne, cantante, bailarina y actriz; Nina Simone, cantante de jazz, blues y folk; Abbey Lincoln, vocalista de jazz, compositora y actriz; Diahann Carroll, modelo, cantante y actriz ganadora de un Tony; Cicely Tyson, actriz y modelo; y la actriz Pam Grier. A su vez, esta selección está basada en el libro ‘How It Feels To Be Free: Black Women Entertainers and the Civil Rights Movement’, de Ruth Feldstein.

Sin embargo, el ritmo de esta serie documental, que estrena el canal Odisea hoy, es frenético y va saltando de una artista a otra de una forma algo atropellada, con multiples intervenciones de artistas contemporáneas y actuales y expertos en música y cine. En definitiva, de esta forma no se saca el máximo partido de todas estas voces autorizadas y las imágenes y declaraciones originales son contadas.

Pero al mismo tiempo, más allá de dar información privilegiada sobre la vida de estas seis divas y mitos de la cultura afroamericana, esta miniserie está dedicada a invitar a la reflexión. En concreto en la primera entrega, antes de que el próximo sábado se estrene la segunda, la actriz de musicales Lena Holmes relata cómo pasó a la historia por ser la primera artista negra en firmar un contrato en Hollywood. Porque no hay rúbrica que pudiese acabar con el racismo galopante de la era del blanco y negro. Lena denunció años después el intento de la industria cinematográfica por «blanquearla» y hacerla pasar por latina. Así se quedó en una tierra de nadie en la que Hollywood no permitía que la comunidad negra la reconociese como icono y tampoco tuviese los privilegios de las estrellas blancas.

A pesar de que Lena incluyó clausulas como dejar de interpretar ciertos papeles, sus interpretaciones no iban a mejorar la imagen de la comunidad negra. Como asegura ella misma en declaraciones de archivo, «dejé de ser carne de estereotipo para convertirme en un personaje sin personalidad». Además de la propia Alicia Keys, el actor Samuel L. Jackson también participa en este documental aportando su experiencia desde que iba a salas de cine sesgadas por color de piel.

Ese impacto sin precedentes en Hollywood que supuso Lena, hizo incrementar la presión para el resto de actrices afroamericanas. Éstas llevaban toda su vida interpretando el mismo tipo de personaje oprimido, la insatisfacción comenzó a correr por este sector y Hollywood empezó a preocuparse por la caducidad del modelo. Poco a poco la academia comenzó a reaccionar y a otorgar los primeros reconocimientos a la comunidad negra, que habían estado presentes desde el comienzo del cine aunque sin alcanzar los papeles protagonistas. También participan otras estrellas de cine, como Halle Berry, Lena Waithe o Meagan Good.