Bautista y Castella, a oreja por coleta en Palavas

No tuvo suerte Miguel Ángel Perera, que pechó con el peor lote de la tarde

Sebastián Castella en una imagen de archivo
Sebastián Castella en una imagen de archivo

Los matadores de toros Juan Bautista y Sebastián Castella han cortado las dos únicas orejas en la corrida de toros que ha tenido lugar este sábado en la plaza francesa de Palavas. Miguel Ángel Perera no pudo lucirse tras sortear el peor lote de Juan Pedro Domecq.

Bautista cuajó una buenísima actuación ante el ejemplar que abrió plaza, que a la postre sería el mejor del encierro. El «Juampedro» fue un animal noble, que llegó sin demasiadas fuerzas a la muleta, ya que dio una vuelta de campana en el primer tercio. El francés rubricó con la espada su entonada actuación. El cuarto fue un animal soso y sin apenas posibilidades de lucimiento para el diestro, que pronto tuvo que abreviar.

Sebastián Castella paseó una oreja del quinto de la tarde, un animal complicado con el que el torero se mostró muy firme y decidido. Antes, con el primero de sus adversarios, un animal noblón, sosote y con embestida renqueante, cuajó una labor muy digna pese a la molesta brisa. El francés falló con la espada y mató de un metisaca.

No tuvo suerte Miguel Ángel Perera, que se fue de vacío. Su primero metió muy bien la cara pero se rajó pronto. El espada extremeño bajó la mano en una faena con altibajos. El que cerró plaza, parado y sin recorrido, no dio muchas opciones al lucimiento.

En Palavas (Francia), se lidiaron cuatro toros de Juan Pedro Domecq y dos (5º y 6º) de Parladé, terciados y nobles en general. Juan Bautista, oreja tras aviso y silencio; Sebastián Castella, palmas y oreja; y Miguel Ángel Perera, saludos y silencio. Lleno en los tendidos.