Chechu: «Estoy deseando volver a torear en Madrid»

El banderillero Valentín Luján sufre una parálisis intestinal a consecuencia de la cornada en la ingle

Momento en el que Chechu resulta herido por el de Montealto
Momento en el que Chechu resulta herido por el de Montealto

Tres habitaciones de la Clínica La Fraternidad de Madrid están ocupadas por toreros: dos matadores de toros y un banderillero. El último en ingresar fue José Ramón García «Chechu», herido ayer en Las Ventas por un toro de Montealto con el que confirmó alternativa. Las primeras 24 horas han sido «regulares, con muchas molestias», asegura el diestro. «La cornada es más fuerte de lo que parecía y he sangrado mucho por ser el boquete tan grande», describe el madrileño.

En la recuperación física quien manda es el tiempo, pero la psicológica es cuestión de uno mismo. Y Chechu asegura que desea «regresar pronto para dar una buena imagen y no quedar inédito», aunque confiesa estar «disgustado por las muchas ilusiones puestas en Madrid, una oportunidad única de confirmar en San Isidro y de la que dependía todo, sobre todo la credibilidad del aficionado para seguir en el camino y torear en plazas importantes». «En Madrid no puede decirse nada de boquilla, hay que entregarse», sentencia.

Por otra parte, el banderillero Valentín Luján, de la cuadrilla de Alejandro Talavante, «está con tratamiento por una parálisis intestinal que sufre», asegura el doctor Máximo García Padrós. Sin embargo, «no es preocupante, es algo normal cuando se trata de intervenciones en las que se abre el abdomen y el cuerpo necesita un proceso de recuperación». «Ahora debemos ser prudentes y observar su evolución», señala el cirujano.

El primero en entrar y en abandonar el hospital es Iván Fandiño. El diestro vasco «va mejorando y ya ha empezado la rehabilitación, le han enseñado unos ejercicios para fortalecer el músculo dañado». Si sigue igual, el doctor García Padrós mañana martes le dará el alta para que siga con la recuperación en su domicilio.