Morante cerrará su temporada en Vistalegre sustituyendo banda de música por "filarmónica"

«Uno pasa en la vida, pero el toreo perdura», afirmó el sevillano

Morante, sonriente, junto a la periodista Carme Chaparro, durante la presentación de sus 30 paseíllos para este 2014
Morante, sonriente, junto a la periodista Carme Chaparro, durante la presentación de sus 30 paseíllos para este 2014

Morante era la tercera y que sepamos última parada después de la gala de El Juli y el encuentro de Manzanares con la Prensa. Fue hermético el sevillano. Poco se sabía, incluso nada, antes de pisar la céntrica sala de Madrid Joy Eslava a eso de las ocho de la tarde, caía la noche de ayer. Una locura para las horas de cierre, al borde del imposible. En este año de sorpresas de pretemporada andábamos a la expectativa. Se sabían las 30 tardes del torero de La Puebla. Una idea en el horizonte, hacer de esta campaña algo único, un año «ilusionante», pero poco más. Un vestido de torear, un capote de paseo y un sofá componían el escenario elevado en la sala de fiestas. Y un todo Morante, aunque tardara en aparecer. Abrió plaza Carme Chaparro: «Hablar de toros es hablar de arte y Morante es un artista personalísimo». La periodista presentó las 30 tardes –patrocinadas por GNP Seguros– en las que se anunciará el torero y algunas de sus novedades como exposiciones itinerantes, tentaderos, clases prácticas, la edición del libro «Arte y toreo» y un autobús que viajará de plaza en plaza. El periodista especializado José Carlos Arévalo hizo una semblanza del diestro sevillano.

Una cortina de humo fue la antesala a su puesta en escena. «Ojalá pueda cumplir todos los compromisos, Dios mediante, porque en esta profesión Dios juega un papel importante», apuntó el diestro. «Ha sido difícil elegir los sitios en los que voy a torear... pero tengo muchas cosas interiores que están deseando salir. Necesito el momento, el toro propicio y así poder quedarme a gusto. Uno pasa en la vida, pero el toreo perdura». El torero dijo mucho en muy poco, el verbo contenido para hablar de arte: «El tiempo se encarga de decir si algo es arte o no. Para mí el arte es lo más importante de mi vida y en estas 30 tardes, quiero compartirlo y ponerlo a vuestro alcance». Fue el broche de la función casi al mismo tiempo que se levanta el telón del miedo.

Pudimos hablar minutos más tarde para LA RAZÓN, hablar de Sevilla: «Es difícil, pero a veces se toman decisiones complicadas como ésta de no torear, pero creo que ha sido imposible hacerlo de otra manera por la falta de respeto y el daño hecho. No ha habido ni un perdón ni acercamiento. Así ha sido este año y veremos al año que viene. Ha sido una decepción por parte de los maestrantes».

Morante presentó 30 tardes y una, la última, que coincide con la presentación de El Juli en el Palacio de Vistalegre: «Vamos a hacer algo muy especial con El Juli y Talavante seguramente. Queremos mantener la tradición pero hacer algo que sea atractivo, interesante, y en vez de banda de música tocará la filarmónica», apunta Morante que apura los minutos entre entrevista y entrevista. Ha empezado ya, de alguna manera, el Tour 2014.

Los treinta acontecimientos

La temporada comenzará en Olivenza (Badajoz) y le seguirán, por este orden, Valencia –dos tardes–, Castellón, Málaga, Jerez, Las Ventas (Madrid), Córdoba, dos paseíllos en Istres (Francia), Granada, Badajoz, Alicante, Mont de Marsan (Francia), Roquetas de Mar (Almería), Santander, Huelva, El Puerto, Dax (Francia), Bilbao, Sanlúcar (Cádiz), Cuenca, Málaga, Almería, Nimes (Francia), Ronda, Valladolid, Salamanca, Logroño y Vistalegre (Madrid).