Actualidad

Morante inicia la rehabilitación con la reaparición «aún en el aire»

El sevillano ha empezado a ejercitar la pierna afectada para «volver a torear lo antes posible»

El diestro Morante de la Puebla ha iniciado los ejercicios de rehabilitación para ejercitar la pierna afectada por la grave cornada que sufrió el pasado 10 de agosto en Huesca. El objetivo del sevillano es reaparecer cuando antes, aunque la fecha está «aún en el aire», según ha informado a Efe Antonio Barrera, apoderado del torero.

El objetivo de Morante es «volver a torear lo antes posible», por eso está «machacándose» con una rehabilitación «intensiva», pero aún es «pronto» para concretar su reaparición. «Todo depende de cómo responda la pierna en las próximas 48 horas», añadió Barrera.

«El compromiso de José Antonio con las empresas que le han contratado este fin de semana es total», aclara su apoderado. «Su intención es poder estar en ambas corridas, pero eso no depende de él, sino de cómo vaya evolucionando los próximos días la pierna, que será cuando podamos confirmar su presencia o incomparecencia», remarcó.

Morante está anunciado el sábado, 31 de agosto, en la madrileña plaza de San Sebastián de los Reyes junto a El Juli y a José María Manzanares; y al día siguiente, 1 de septiembre, en Mérida, en un mano a mano con Alejandro Talavante, en un festejo que será retransmitido en directo por las cámaras de Televisión Española.

«José Antonio es también un hombre muy responsable, nunca va a engañar a nadie, si no se ha informado ya a los medios es porque su intención es la de estar, pero claro, asegurándose que él pueda estar al cien por cien para corresponder al público con máximas garantías y, evidentemente, por él mismo, que es el que se pone en la cara del toro; por eso hay que esperar», enfatizó Barrera.

De no poder hacer frente a estos dos compromisos más inminentes, el objetivo sería tratar de volver en la goyesca de Ronda (Málaga), el próximo 7 de septiembre, donde estoqueará en solitario seis toros de la ganadería de Juan Pedro Domecq.

Morante resultó herido el pasado 10 de agosto en Huesca, donde un toro de la ganadería de Gerardo Ortega le propinó una extensa y grave cornada de tres trayectorias en el muslo izquierdo, por la que ha tenido que perderse, entre otras, sus compromisos taurinos en las ferias de Bilbao, Málaga y Cuenca.