Las audiencias de ‘A cara de perro’ (Cuatro) se hunden tras la detención de su presentador por violencia de género

El programa de Mediaset ha reducido su audiencia a la mitad en tan solo dos semanas, quedando ya por debajo de la media del canal

Desde Mediaset intentaron vender como todo un ejemplo de lucha y reconversión a Javier García Roche –el Rey Chaterrero- y como un gran defensor y amante de los animales. Sin embargo, en la era de internet y las redes sociales, los espectadores han tardado pocos días en desenmascarar al nuevo presentador de Cuatro.

Su detención, acusado de violencia de género tan solo dos días después de estrenar ‘A cara de perro’ (su programa en Cuatro), fue abrir la caja de los truenos de este polémico presentador. Insultos a las fuerzas policiales, agresividad extrema, flirteos con grupos violentos, comentarios machistas y misóginos en redes sociales... e incluso, hace unos años, una estancia en prisión por acuchillar a otro joven.

Con esta carta de presentación contrató Mediaset a Javier García Roche. Bastaba mirar su perfil en Instagram para salir escandalizado al comprobar sus faltas de respeto hacia la mujer o hacia las fuerzas del orden.

Su detención, por amenazas a su pareja sentimental, de hace dos semanas puso en el punto de mira mediático a este presentador para el que Mediaset pide la presunción de inocencia.

Y mientras en su cadena no se desmarcan de él, los espectadores ha comenzado a abandonar su programa en masa.

‘A cara de perro’ se estrenó en Cuatro el pasado miércoles 14 de junio ante casi 1,7 millones de espectadores (un 10% de cuota de pantalla). Tras la detención por violencia de género, Mediaset decidió mantener el programa en su parrilla, pero el golpe en su segunda semana ya fue acusado: ‘A cada de perro’ se dejó casi 3 puntos y más de 600.000 espectadores por el camino.

El hundimiento se ha constatado en su tercera emisión, la de este miércoles. Nueva y pronunciada bajada de ‘A cara de perro’ que ha marcado en Cuatro la paupérrima cifra de 4,9% de cuota con tan solo 786.000 seguidores.

De momento, y tras todas las noticias negativas que siguen apareciendo cada día sobre Javier García Roche, Mediaset no ha comunicado la cancelación del programa que, visto lo visto, terminará llegando; pero no por una cuestión de ética y decoro, sino por una cuestión de malas audiencias.