Ocio

El uso de cruceros por parte de españoles cayó el 17 % en 2013

El número de españoles que optaron por pasar sus vacaciones en un crucero se situó en 2013 en 475.000, cifra inferior en un 17,4 % a la de un año antes, según datos de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, en inglés), que asegura que ven 2014 con "moderado optimismo".

Según la misma fuente, España se mantuvo como el segundo país de Europa de embarque de cruceristas en sus puertos, con 1,2 millones de pasajeros y un crecimiento interanual del 6,6 %.

También se mantuvo como segundo mercado europeo por número de pasajeros que hicieron escala en sus puertos, con 5,23 millones de cruceristas, el 1,2 % más que un año antes.

Por delante continuó Italia (6,9 millones) y por detrás, países como Grecia (4,6 millones), Noruega (3 millones) o Francia (2,4 millones).

Barcelona fue un año más el primer puerto de Europa, con casi 2,5 millones de pasajeros y una subida interanual del 7,9 %. Palma de Mallorca ocupó el quinto lugar, con 1,24 millones de pasajeros y un repunte del 25,5 %.

La industria de cruceros aportó a la economía española 1.226 millones de euros, frente a los 1.245 millones de 2012, debido a que la caída del mercado nacional, ha explicado hoy el director de CLIA en España, Alfredo Serrano, quien ha subrayado que desde 2008 la aportación del sector a la economía española ha crecido el 13 %.

En 2013, la industria generó en España 25.620 empleos, el 14 % más que en 2008, la gran mayoría de ellos indirectos, pues el número de españoles que forman parte de la tripulación de cruceros es tradicionalmente bajo.

De cara a 2014, Serrano ha afirmado que las perspectivas son "positivas", dado el nivel de reservas registradas y los precios a los que se están haciendo.

En toda Europa, la industria de cruceros movió el año pasado 39.400 millones de euros, el 4 % más que en 2012.

El gasto estimado de los pasajeros y miembros de la tripulación (incluidas estancias y compras realizadas) creció el 4,5 % y sumó 3.800 millones de euros.

Los viajeros se dejaron una media de 80 euros en el puerto de embarque y de 62 euros en los de escala, según los datos de CLIA.

Europa se mantuvo líder en construcción y