Ruta por León entre castillos y viñedos

La provincia de León propone al viajero recorrer sus tierras para sentirse como antiguos caballeros y monjes

  • Vista del Monasterio de Santa María de Carracedo, muy próximo a Ponferrada
    Vista del Monasterio de Santa María de Carracedo, muy próximo a Ponferrada / Reportaje gráfico: Diputación de León
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

30 de noviembre de 2018. 08:46h

Comentada
R. B. .  Madrid. 30/11/2018

ETIQUETAS

Caballeros, viñedos, monjes, castillos, ermitas, bodegas... La combinación de tan sugerentes ingredientes suena más que tentadora para el viajero que quiera adentrarse en una aventura turística diferente. Y no hay que irse muy lejos para conseguirlo, pues en apenas dos horas desde el centro de la Península es posible «colarse» en León para exprimir todo el jugo que ofrece su provincia.w Tierra cargada de historia, naturaleza y patrimonio, las comarcas leonesas dejan boquiabierto tanto a quien las descubre por primera vez como a quien las visita de forma habitual. Y ahora hay una nueva excusa para recorrer la provincia, ya que bajo el título de «Viñedos, caballeros y monjes» se acaba de presentar una nueva ruta turística diseñada por la Diputación de León que propone al viajero un sinfín de posibilidades para recorrer estas tierras, con más de una treintena de puntos de interés que bien merece la pena no perderse.

El viajero puede arrancar su aventura por el sur y este de la provincia, donde emerge la denominada Tierra de Campos, que concentra una cantidad impresionante de monumentos y lugares de interés. Es el caso, por ejemplo, de localidades tan bellas como Grajal de Campos, coronado por su castillo y su palacio, sin pasar por alto Sahagún, pues se trata de uno de los enclaves más importantes de la arquitectura múdejar castellano y leonesa. Los restos del Monasterio San Justo y San Primitivo, así como el Monasterio de la peregrina de Sahagún son de visita obligada.

El viaje puede continuar por Mansilla de las Mulas, donde no deja indiferente su muralla del siglo XII y el Museo Etnográfico. Más adelante el viajero puede atravesar Gradefes, donde sobresale el Monasterio de Santa María, antes de hacer un alto en el camino en la capital leonesa, que este año presume de lucir el título de Capital Española de la Gastronomía 2018.

Con una copa de vino

La ruta sigue por Valencia de Don Juan y la palaciega Toral de los Guzmanes, cuyo castillo-palacio resulta impactante. Y muy cerca de ahí, en Valdevimbre, se puede saborear el vino con Denominación de Origen Tierra de León, cuyos viñedos se asientan sobre terrazas aluviales creando un paisaje espectacular. Y sin dejar de lado el vino, la Denominación de Origen Bierzo también es una cita obligada, ya que se trata de una de las comarcas más emblemáticas de la provincia leonesa, gracias al microclima que favorece el cultivo de la vid.

El viaje llegan a su fin por las tierras del norte, donde Ponferrada bien merece una relajada visita, con su castillo templario como principal icono. No muy lejos, el monasterio de Santa María de Carracedo tampoco defrauda, mientras que el broche final puede ponerse en Villafranca del Bierzo, conocida cariñosamente como «la pequeña Compostela» gracias a su impresionante iglesia de Santiago.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs