viernes, 18 agosto 2017
04:10
Actualizado a las 
Ofrecido por:
emprendes o trabajas

Seedquick, el crowdfunding de startups y emprendedores en España

  • Una forma segura y sencilla de invertir y apoyar a nuevos proyectos que necesitan de financiación.

Gregorio López-Triviño, CEO y director de Seedquick
Gregorio López-Triviño, CEO y director de Seedquick
Neupic Pro/José Marín

Descubrimos Seedquick de la mano de Gregorio López-Triviño, CEO y director de la plataforma, para conocer más sobre esta red pionera en crowdfunding, pensada para proyectos empresariales, culturales, de investigación y tecnológicos, que proporciona soporte a todas aquellas ideas cuyo sistema de recompensas está basado en ofrecer a los inversores una rentabilidad económica. De esta forma, Seedquick pone en contacto a emprendedores y startups que requieren financiación para desarrollar sus trabajos con potenciales inversores que buscan proyectos a los que apoyar económicamente.

Seedquick nació a finales de 2012 de la mano del equipo de Lánzanos, primera plataforma de crowdfunding en España, y Loogic. "El principal problema que teníamos con Lánzanos es que se basaba en un crowdfunding de recompensa. Y por tanto, la gente que quería emprender un proyecto con nosotros, necesitaba entregar algo a cambio", apunta el CEO. “En Seedquick, teníamos proyectos que no eran capaces de conseguir el apoyo económico suficiente, así que le dimos una vuelta hasta dar con la clave: el crowdfunding de rentabilidad”, continúa.

Sistema de recompensa basado en la rentabilidad económica

El objetivo de Seedquick es llegar a cualquier empresa que no quiera recurrir al crowdfunding tracional o no tenga la oportunidad de obtener inversión procedente de préstamos bancarios comunes y subvenciones. "No buscamos a gente que sepa de inversión, ni a emprendedores que sepan cómo pedir el dinero, sino cualquiera que pueda, con la colaboración de inversores, llevar adelante proyectos que den algo más que productos bancarios o inversiones en bolsa", nos explica el director de la plataforma. Seedquick quiere alejarse de las inversiones especulativas y los productos financieros para llegar al pequeño inversor, con el que aportar un valor añadido a su dinero y a los proyectos que no tienen otra posibilidad de financiación.

Seedquick, además, posibilita el contacto directo entre emprendedor e inversor para, después, continuar con un procedimiento de validación del proyecto. En la fase de Influye, el emprendedor debe explicar de qué trata y qué fondos necesita su idea. Es en esta fase donde el autor va a recibir el primer feedback: opiniones, sugerencias, preguntas...que supongan una mejora en el proyecto. “A nuestros emprendedores no les obligamos a hacer planes de negocios u hojas de cálculo que siempre cuadren sino todo lo contrario, algo muy sencillo para que cualquier persona pueda invertir y pueda pedir el dinero”, añade Gregorio.

En la fase de financiación, Seedquick ofrece una nueva forma de intercambio económico que compensa a sus inversores con una rentabilidad a través de dos formas de apoyo al proyecto: invirtiendo una cantidad a cambio de un porcentaje en los beneficios, o invirtiendo una cantidad a cambio de un porcentaje en la facturación.

Diferentes al resto de plataformas crowdfunding

Una de las peculiaridades que les hace distanciarse del resto, es el modelo de negocio que practican: sencillo y accesible para todas aquellas personas que no tengan un perfil inversor. “Un modelo basado en la economía real, en cualquier proyecto capaz de crear empleos”.

Su éxito también se debe al posicionamiento que la marca Lánzanos ya ocupaba dentro de la comunidad del crowdfunding. Gregorio asegura que el lugar positivo y privilegiado de Lánzanos, fue imprescindible para sacar Seedquick adelante. Una red pionera de crowdfunding en España que ha sabido hacerse con un hueco y que cuenta con gran reconocimiento de todos aquellos que han confiado en sus servicios.

SIGUENOS EN LA RAZÓN