Cuba e Irán reafirman su alianza a la espera del nuevo presidente de EE.UU.

Los ministros de Exteriores de Cuba e Irán reafirmaron este viernes en La Habana sus lazos bilaterales y denunciaron las sanciones impuestas a ambos por la Administración estadounidense de Donald Trump

Cuba's Foreign Minister Bruno Rodriguez receives Iran's Foreign Minister Mohammad Javad Zarif during an official visit in Havana, Cuba, November 6, 2020. REUTERS/Alexandre MeneghiniALEXANDRE MENEGHINIREUTERS

(EFE). Los ministros de Exteriores de Cuba e Irán reafirmaron este viernes en La Habana sus lazos bilaterales y denunciaron las sanciones impuestas a ambos por la Administración estadounidense de Donald Trump, en un momento de incertidumbre sobre quién ocupará la Casa Blanca en los próximos cuatro años.

“Estamos juntos en estos tiempos difíciles”, dijo el canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, a su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, al inicio de las conversaciones oficiales entre ambos, que se celebraron a puerta cerrada.

Zarif acusó al Gobierno de Estados Unidos de practicar “terrorismo económico” contra Irán y Cuba.

Ambas naciones junto a Venezuela han sufrido durante la etapa de Trump un endurecimiento de las sanciones financieras y comerciales de Washington, cuya política de línea dura podría cambiar si Joe Biden alcanza la presidencia.

En el caso de Cuba, el refuerzo del embargo impuesto por Washington desde hace seis décadas y la suspensión del turismo por la pandemia del coronavirus han profundizado la ya grave crisis económica que vive el país.

El ministro de Exteriores cubano agradeció a su contraparte iraní la postura que mantiene la república islámica en contra del embargo que Estados Unidos impone a Cuba desde hace más de seis décadas.

Ambos cancilleres destacaron que su encuentro servirá para reforzar la alianza bilateral en varios ámbitos, desde la economía hasta la salud o la ciencia.

Cuba e Irán mantienen una estrecha relación bilateral en varias áreas, que incluye doce convenios vigentes para la exención de visados diplomáticos y de servicios, y a principios del año pasado autoridades de ambos países acordaron en La Habana aumentar la cooperación económica, científica y técnica.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, visitó el país caribeño en 2016, y en septiembre de 2018 se reunió con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, en ese caso para evaluar propuestas de colaboración en la esfera de la salud.

A lo largo de este año Irán ha suministrado a Venezuela combustible, un recurso que escasea en Cuba debido a la crisis económica y a las sanciones estadounidenses. Se desconoce, sin embargo, si Cuba recibe o recibirá petróleo iraní, o si este asunto forma parte de la agenda de Zarif en La Habana.

Antes de la reunión bilateral, el ministro de Exteriores iraní mantuvo un encuentro con autoridades de salud y biomedicina de Cuba.

Zarif elogió la gestión de la pandemia del coronavirus por parte de las autoridades cubanas, así como el envío de médicos a otros países mediante el programa conocido como el contingente Henry Reeve.

El canciller persa, cuya siguiente escala será Bolivia, llegó a Cuba procedente de Venezuela. Allí la oposición criticó la visita al sospechar que está relacionada con la compra de armas del país de Oriente Medio por parte del régimen de Nicolás Maduro.