La economía andaluza caerá un 8,3% este año y rebotará al 5,8% en 2021, según las primeras previsiones

El BBVA Research apunta al crecimiento en forma de V con el final de la pandemia y dependiendo de la duración de las restricciones por el coronavirus

Los últimos turistas en Sevilla antes del confinamiento
Los últimos turistas en Sevilla antes del confinamientoManuel Olmedo

La previsión de caída del PIB andaluz será levemente superior a la española, según el primer acercamiento del BBVA Research, que contempla una bajada del -8,3% en la economía regional por el 8% de media nacional para 2020. Los primeros análisis apuestan por el deseado crecimiento en V y Andalucía crecería en 2021 también levemente por encima de la media nacional, un 5,8% en la región y un 5,7% de media en el país. Según estas previsiones, la comunidad andaluza sería la séptima que más crecería, al ritmo del País Vasco y por detrás de Baleares (9,6%), Canarias (7,8%), Navarra (6,2%), Comunidad Valenciana (6,1%) y Cataluña y Murcia (6%). A más corto plazo, la previsión es que Andalucía sea la tercera región con mayor recorte del PIB, sólo superada por Baleares (-17%) y Canarias (-13%) aunque dentro de un pelotón con una reducción entre el 8 de la media española y el 8,3% conformado por Asturias, Cantabria, Cataluña, Murcia, La Rioja y Comunidad Valenciana.

El BBVA Research prevé un impacto del Covid-19 mayor en Levante y las islas, que retrasarán el inicio de su recuperación a 2021, que en el resto del país. El BBVA subraya que “la recuperación en 2020 dependerá de la duración de las restricciones, de su impacto en la capacidad utilizada y de las políticas públicas para mitigarlas”.

BBVA Research estima que “en Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja y la Comunidad de Madrid, la contracción de la actividad se ve mitigada por el mejor desempeño relativo de los sectores de actividades como el sector agrario y de alimentación, el sector público o los servicios de alto valor añadido, que se han visto menos afectados en la fase inicial de esta crisis”.

Por otro lado, en País Vasco, Castilla y León, Galicia, Navarra y Aragón la actividad también podría caer menos que la media en 2020. En este caso, “el retorno más rápido a la normalidad de los sectores industriales puede hacer que en estas comunidades, aunque el impacto inicial sea intenso, resulte también de menor duración. En el caso de País Vasco y Navarra, un mayor espacio fiscal ha permitido políticas más ambiciosas que en otras comunidades autónomas”.

Sin embargo, según las previsiones de BBVA Research, las comunidades más dependientes del turismo y de las actividades de consumo social “serán las más afectadas y además, su recuperación será más lenta”. Por ello, en 2020 la caída del PIB será especialmente intensa en Baleares y Canarias, con el -17% y -13%, respectivamente. La Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia con crecimientos del -8,3%, y Cataluña del -8,2% mostrarían también una pérdida de actividad mayor que el promedio nacional.

Para 2021, a medida que retorne progresivamente la actividad en los sectores afectados por el confinamiento, la recuperación se extenderá hacia el Levante peninsular y las comunidades insulares, aunque de forma asimétrica, según el análisis de la entidad. Así, Baleares y Canarias, tras la fuerte contracción de 2020, serán las comunidades con mayor crecimiento, del 9,6% y 7,8% respectivamente. No obstante, su PIB se situará aún un 5% por debajo de los niveles alcanzados en 2019.