“Vuelta al cole” en Andalucía: 6.300 profesores más, dudas sobre la ratio y perímetros de acceso a los centros

La Junta destina 600 millones al plan de retorno escolar, que contempla la adquisición de 150.000 dispositivos digitales y clases de refuerzo individualizadas para los 90.000 alumnos "desconectados", 30.000 por carecer de medios, detectados durante el confinamiento

La exigencia de la Junta con el Ministerio de Educación a la hora de exigir concreción en las medidas y homogeneidad entre las comunidades autónomas para la vuelta a las aulas en septiembre ha pasado a escala regional a flexibilidad con los centros escolares. La Consejería de Educación y Deporte anunció un plan de retorno a los centros escolares que contará con 600 millones de euros y supondrá la contratación de más de 6000 profesores y la adquisición de 150.000 dispositivos digitales. Uno de los aspectos organizativos más relevantes será el de la entrada y salida al colegio para evitar aglomeraciones, con perímetros en los centros.

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, habló del “mayor plan de refuerzo educativo de la historia de Andalucía”. “Este Gobierno va a garantizar una vuelta al cole segura”, indicó el también portavoz del Gobierno andaluz.

El titular de Educación, Javier Imbroda, señaló que “el siglo XXI para la educación ha empezado en 2020. Vamos a un nuevo modelo”. Imbroda cifró en 180.000 los matriculados a través de la red, por los 30.000 del pasado año. Según el consejero de Educación, durante la pandemia se han detectado 90.000 “desconectados” de los 300.000 alumnos andaluces. De estos 90.000 “desconectados”, 30.000 lo fueron por carecer de dispositivo. El resto, por otros motivos. La Junta anunció la compra de 150.000 dispositivos digitales para ponerlos a disposición de los centros a partir de septiembre, 102.000 para los docentes y el resto de remanente ante las necesidades de la comunidad educativa.

Imbroda también anunció un programa de refuerzo curricular. “Tenemos a los alumnos localizados con nombres y apellidos”, indicó, por lo que el programa será “individualizado” y con presencia de la práctica deportiva. La Junta contratará “8.000 profesionales” para combatir los efectos de la pandemia, de los que 6.300 será profesores y 1.600 personal de limpieza, tanto en los centros públicos como concertados. También se contratarán refuerzos para clases de apoyo y educación especial. Los profesores contratados serán al margen de los interinos, señaló Imbroda, destinados a los desdobles cuando las clases sean de más de 20 alumnos. No obstante, “la ratio será la oficial”, dijo Imbroda. El uso de mascarillas también vendrá delimitado por los propios centros, dejando margen para suprimirlas en grupos de convivencia. El protocolo a seguir es “el marcado por Salud” y, según especificó el consejero Aguirre, es similar “al de una fábrica”. Esto es, si hay casos o un brote, aislar a los afectados. En líneas generales, en transporte, comedor escolar y aula matinal se mantendrá “el metro y medio de seguridad, el uso de mascarilla y las medidas de higiene”.

Imbroda recordó que “en plena pandemia el 75% de los municipios de Andalucía” estaba libre de Covid-19. En cuanto a los profesores contratados como refuerzo, “cada centro decidirá su organización y distribución” y habrá “grupos de convivencia que podrán estar sin mascarilla”. Las medidas “no son homogéneas para todo el sistema”, señaló el consejero. “Será el director de cada colegio quien determine dónde se necesitan los refuerzos. Si ven que están cercanos a la ratio oficial (25), se distribuirán los apoyos y habrá desdobles”, indicó.

Un plan de formación para profesores dará respuesta a los 36.000 docentes, cerrando acuerdos con Google y Microsof. Asimismo, se dotará de material higiénico sanitario a las escuelas infantiles.

La Consejería de Educación y Deporte presentó un informe al Consejo de Gobierno sobre el Plan de Acción en Educación 2020/21, que recoge además medidas para que las clases se desarrollen en entornos seguros siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, la puesta en marcha de una Estrategia integral de refuerzo pedagógico y la atención al alumnado más vulnerable, entre otros. “Además del incremento neto de 450 docentes en el sistema público, el plan permitirá incorporar con carácter extraordinario casi 6.000 maestros y profesores tanto para llevar a cabo las medidas de desdoble y garantizar la atención educativa al alumnado como para asegurar el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias”, señaló la Junta en la referencia del Consejo de Gobierno.

Este refuerzo extraordinario de las plantillas docentes “se destinará fundamentalmente a los centros que tengan un mayor número de estudiantes por aula para facilitar los desdobles y reducir, por tanto, los alumnos en las clases”. También cada centro educativo “contará con un equipo Covid, que elaborará el plan de actuación específico de su centro”. Además, “cada centro dispondrá de una persona de enlace del centro de salud de referencia que se incorporará al equipo Covid de cada colegio e instituto”.

En cuanto a los recursos tecnológicos, además de los 150.000 dispositivos electrónicos, “se ampliará la conectividad de fibra al 100% de los centros andaluces y se mejorarán las infraestructuras de redes”. Esto supondrá una inversión conjunta de más de 140 millones de euros. La Junta informó de que “los dispositivos tecnológicos disponibles en los centros podrán ser utilizados durante la práctica docente ordinaria y, en caso de la suspensión de la actividad lectiva presencial, podrán ser puestos a disposición del profesorado y del alumnado, de acuerdo a lo que establezca el proyecto educativo del centro”.

La Consejería elaborará unas instrucciones para la vuelta a las aulas en el mes de septiembre de forma presencial a partir del documento de medidas higiénico-sanitarias elaboradas en coordinación con la Consejería de Salud y Familias, a las que podrá hacer aportaciones la comunidad educativa. Estas instrucciones adaptarán al ámbito educativo medidas de higiene preventiva general (lavado de manos y uso de soluciones hidroalcohólicas), uso de mascarillas y mantenimiento de la distancia social de 1,5 metros, de limitación de contactos que, en determinados contextos, permitan prescindir del uso de mascarilla, de acceso y salida de los centros para evitar aglomeraciones, ventilación periódica de los espacios y limpieza y desinfección diaria de los centros, entre otras, según especificó la Junta.

El PSOE-A pide cinco veces más docentes
El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, habló del «mayor plan de refuerzo educativo de la historia de Andalucía». Sin embargo, el plan de la Junta recibió críticas de todos los ámbitos. Escuelas Católicas reclama que la recuperación empiece por los alumnos «más vulnerables». Las asociaciones educativas piden el regreso presencial de los niños a las aulas. CSIF-A ve «insuficiente» el plan y dice que docentes de refuerzo «hacían ya falta antes». CC OO cree irresponsables las medidas. El PSOE-A ve necesarios el quíntuple de docentes: hasta 30.000 profesores.