Acuario de Sevilla: Una travesía por la historia

Todo el recorrido en exhibición del recinto lleva el trazado de la primera circunnavegación del planeta que realizaron Magallanes y Elcano

El Acuario de Sevilla lleva en su ADN la gran aventura de Magallanes y Elcano, ya que todo el recorrido en exhibición del recinto lleva el mismo trazado de la primera circunnavegación del planeta. El acuario está dividido en cinco zonas temáticas (Guadalquivir, Atlántico, Amazonia, Pacífico e Indopacífico) y permite a los visitantes realizar una travesía por la historia, con la singularidad de poder ver de cerca a los seres marinos que acompañaron a los navegantes en su extraordinaria gesta.

En este contexto, próximo miércoles 23 de septiembre, con motivo del día festivo en Sevilla, el Acuario de Sevilla realizará diferentes actividades en el acuario con la primera circunnavegación de la Tierra como protagonista.

La actividad “El cuadernillo de Magallanes” ofrecerá a los visitantes más pequeños la oportunidad de conseguir gratuitamente en la taquilla del centro “La aventura del viaje de Magallanes”, un cuadernillo de actividades para conocer todos los secretos del acuario y aprender más sobre la primera vuelta al mundo. Además, también se podrá disfrutar de “Las aventuras marinas de Magallanes y Elcano”, un cuento vivencial que narra las aventuras que Magallanes y su tripulación vivieron al encontrarse con distintos seres vivos que habitaban en los mares y océanos que surcaron en su viaje.

El acuario cuenta con más de tres mil metros cúbicos de agua, unas 400 especies marinas y más de siete mil ejemplares, para recrear todo lo que vio la expedición Magallanes y Elcano a lo largo de los tres años de navegación.

Por otro lado, los visitantes también podrán contemplar el tanque de tiburones más profundo de la Península Ibérica, con 9 metros de profundidad, donde viven numerosas especies, como tiburones o tortugas marinas, entre otras. No te pierdas sus nuevos espacios (el manglar y la selva tropical), su exposición de medusas “CALMA. El latido del mar”, o sus nuevos habitantes “Pulpos”.