La Junta mantiene sus discrepancias con las medidas del Ministerio pero no recurrirá la orden

Los servicios jurídicos estudian si se publican en el BOJA las restricciones para frenar el coronavirus, «un traje a medida de Madrid». En Casariche se ha reducido la tasa de contagio pero aún es 21 veces superior a la media hispalense

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, aclaró que el Gobierno andaluz no seguirá los pasos del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid y no recurrirá la orden del Ministerio de Sanidad sobre restricciones a la movilidad en función de los casos de coronavirus, que ya ha sido publicada en el BOE. El consejero de Salud de la Junta, Jesús Aguirre, indicó en la Comisión en el Parlamento, que los servicios jurídicos de la Administración andaluza estudian si se publica en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) las medidas del Ejecutivo central, que definió como «un traje a medida de Madrid». Aguirre insistió en la petición de que sean medidas «más ecuánimes». La norma que obliga al cumplimiento de los acuerdos sobre la gestión de la pandemia en el Interterritorial de Salud procede precisamente de Soraya Sáenz de Santamaría.

Andalucía hizo frente común con Madrid, Galicia, Cataluña y Ceuta e insiste al Ministerio en tener sus propias condiciones para las grandes ciudades. Sobre la reunión entre las comunidades y el ministro Illa, el consejero recordó que «no se suele votar porque las medidas se adoptan por acuerdo», la Junta rechaza, aunque acata, restringir la movilidad en los municipios de más de cien mil habitantes con más de 500 casos de Covid-19. Los parámetros de Madrid, en cualquier caso, actualmente, no afectan a ninguna gran localidad andaluza. De momento, sólo Casariche, en Sevilla, cuenta con restricciones adicionales. En la localidad hispalense, se ha reducido la tasa de contagio pero aún es 21 veces mayor a la media provincial. La Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Casariche acordaron, criticando la supuesta ausencia de la Junta, que la Guardia Civil colabore en vigilar las restricciones en la localidad. La Administración andaluza recordó que asistió la Policía adscrita a la reunión como órgano andaluz «competente» para adoptar las medidas. La Junta ya realiza cribados masivos de Covid-19 en once municipios de Jaén, Almería, Sevilla, Málaga y Córdoba. Asimismo, los expertos ultiman la campaña de vacunación para la gripe con el reto de aumentar la cobertura y paliar colapsos.

Juanma Moreno señaló su «máximo respeto» a la decisión de Madrid de recurrir pero descartó seguir esta vía, a pesar del desacuerdo. El presidente andaluz espera que en la nueva Conferencia interterritorial del próximo miércoles, el Ministerio «replantee» su posición y esté dispuesto al diálogo y a atender propuestas de las comunidades. Moreno insistió en que las medidas que plantea Andalucía proceden del comité técnico-científico y son «sensatas, oportunas y que identifican el problema de la pandemia en Andalucía de una manera más certera y rigurosa de acuerdo con nuestro contexto territorial».

En la comisión parlamentaria, Cs, socio de Gobierno con el PP en la Junta, reclamó a Moreno que aclare que aclare si hubo consignas políticas por parte de Génova 13 para rechazar la propuesta del Ministerio. El vicepresidente Juan Marín, líder de Cs en la región, sí se expresó en términos parecidos a los del presidente, defendiendo la autonomía de la Junta al adoptar medidas. Moreno explicó que cuando la Administración andaluza vota en cualquier órgano colegiado, lo hace en conciencia y teniendo en cuenta lo mejor para los andaluces, que es la única «medida y objetivo que nos marca la posición en cada una de las conferencias sectoriales». El presidente ahondó en que el comité técnico-científico andaluz ha puesto sobre la mesa que no puede haber sólo tres requisitos para las restricciones, sino criterios «más certeros y seguros». Sobre el apoyo del presidente popular de Castilla-León, Alfonso Fernández Mañueco, a las medidas del Ministerio –aunque la cartera de Sanidad la lleva allí Cs–, Moreno defendió su autonomía y la diferencia poblacional entre ambas comunidades.