La Junta se propone vacunar de la gripe al 75 por ciento de la población diana

Los 2,3 millones de dosis adquiridas superan en un 69 por ciento a las disponibles el año pasado en la comunidad

La Consejería de Salud ha iniciado este jueves la vacunación de la gripe en las residencias de mayores y centros de discapacitados en una campaña “muy especial” al coincidir con la pandemia de la covid-19 y en la que se propone llegar al 75 % de una población diana de 3,2 millones de personas, la tasa recomendable por la Organización Mundial de la Salud.

En las puertas de la residencia de mayores Heliópolis en Sevilla, donde no ha habido ningún caso de covid-19 en sus más de 260 usuarios, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, acompañado por su equipo, ha informado de que se administrará la vacuna a 45.014 personas mayores usuarios de residencias y a 7.567 institucionalizados en centros de discapacitados, ya que “se trata de los más vulnerables”, y a éstos se sumarán a partir de hoy la administración de la vacuna a los trabajadores de las residencias y a todo el personal sanitario de Andalucía.

A partir del 14 de octubre arrancará la campaña para mayores de 65 años y personal perteneciente a profesiones esenciales (policías, bomberos, ejército y se ha incluido este año a profesores y a farmacéuticos) y, a partir del 1 de noviembre pondrán vacunarse el resto de grupos de riesgo (menores de 65 años, embarazadas y personas con patologías crónicas a partir de 6 meses de edad).

A ellos se suma, como novedad este año, personas con hipertensión arterial aislada y sus convivientes, mujeres durante el puerperio y su convivientes, personas de 6 meses a 64 años convivientes de mayores de 65 años y profesionales de centros educativos que tengan trato directo con alumnos.

Se trata este año de una campaña muy especial, que se ha abordado con “cariño y de una forma singular” por el “miedo a que coincide la ola de covid-19 con el pico álgido de la gripe” y, por eso, ha insistido en la necesidad de vacunarse, ya que los síntomas son muy parecidos y cuantos más personas se vacunen de la gripe menos diagnósticos diferenciales habrá que hacer

Para su administración están habilitados más de 1.600 puntos de vacunación en toda Andalucía, ha destacado Aguirre, quien ha señalado que la Junta se ha adelantado en la compra de vacunas y ha adquirido 2,3 millones de dosis, aunque, si hace falta, puede llegar hasta los 2,6 millones.

De las compradas hasta ahora, 1,66 millones han sido adquiridas por el Servicio Andaluz de Salud y 663.820 han sido aportadas por el Ministerio de Sanidad.

La población estimada a vacunar es de 2.150.250 personas, el 75 % de la población diana, entre las que se incluyen los grupos de riesgo habituales: personas de 65 años o más, embarazadas, con patologías crónicas a partir de 6 meses de edad y personal sanitario y perteneciente a profesiones esenciales.

Esta capacidad de vacunación supera en un 69 % a las dosis disponibles el año pasado, cuando se alcanzó una tasa de vacunación del 52 % de la población diana y en 2018 fue del 48 %, según el consejero, que ha confiado en que dadas las circunstancias excepcionales de 2020 aumente y ha considerado que sería un “éxito” llegar al 75 %.

El consejero ha detallado que Andalucía dispone de las mejores vacunas antigripales de las disponibles actualmente, para cada grupo diana de vacunación, las tetravalentes para personas menores de 65 años y las vacunas de inmunogenicidad aumentada para personas a partir de 65 años.

Además, la Junta también vacunará este año frente al neumococo a las personas de 65 años y a aquellas con factores de riesgo de enfermar por esta bacteria, una de las principales productoras de neumonía.

A los mayores de residencias que aún no estén vacunados del neumococo también se les administrará la vacuna conjugada 13-valente y la administración de ambas vacunas se llevará a cabo en las propias residencias con el objetivo de proteger lo máximo posible a los usuarios.

“Queremos que la vacunación salga a la calle este año”, ha explicado el consejero, quien ha indicado que para ello se ha modificado este año la gestión de las citas para evitar aglomeraciones y, por tanto, los contagios de covid-19, de modo que se distanciarán entre 4 y 5 minutos, se abrirán varios puestos de vacunación en cada centro sanitario y se fomentarán las citas por la tarde.

También en poblaciones grandes se instalarán carpas, como se ha hecho para los rastreos de covid-19, para vacunar a la población sin necesidad de acudir a los centros de salud, previa cita de los pacientes, y se proporcionará la vacunación en domicilio para los mayores de 75 años y dependientes.

El titular de Sanidad calcula que la campaña se prolongará hasta finales de noviembre y, una vez que concluya con los grupos de riesgo, se pondrán las dosis sobrantes a la población en general interesada en la vacunación y ha hecho hincapié en que la ciudadanía debe entender esta práctica como un “hábito”.