El Gobierno incluye a Andalucía en las zonas catastróficas, pese a no haberlo pedido la Junta

Aún no se ha cuantificado «con precisión la totalidad de los daños personales y materiales» provocados por el temporal

Vista de la playa de Guadalmar llena de cañas y escombros arrastrados por las fuertes lluvias
Vista de la playa de Guadalmar llena de cañas y escombros arrastrados por las fuertes lluviasDaniel PérezEFE

La borrasca «Filomena» ya es como los volcanes mansos, no asusta. Pero dejó al pasar múltiples puntos del país afectados por sus tentáculos e incluso arrebató varias vidas. Hoy, el Consejo de Ministros ha aprobado declarar Zonas afectadas gravemente por una emergencia de protección civil, lo que antes se denominaba zonas catastróficas, a ocho comunidades autónomas, entre las que se encuentra Andalucía. Y ello a pesar de que el Gobierno regional no lo había solicitado «como tal», al ser conscientes sus miembros de que las consecuencias del temporal en lugares como Madrid han sido «mucho más graves que en el conjunto de Andalucía», según ha admitido el portavoz de la Junta y titular de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Lo que sí habían solicitado al Ejecutivo central, de acuerdo a lo expuesto por el consejero, es que analizara «la situación de cada comunidad» y le habían trasladado que, si «veían razonable» que Andalucía tuviera que «tener ese carácter de zona catastrófica», en San Telmo se iba a «actuar en consecuencia». En ese punto, Bendodo ha sostenido no entender que el Gobierno estatal negara «una cosa hace unos días», para confirmarla después, en alusión a que Madrid demandó ser incluida en esa categoría «hace tiempo, le «dijeron que no», y ahora es «que sí y meten a más comunidades». Con todo, el portavoz de la Junta ha concluido subrayando que «lo importante» es que, «entre todos», se dé «una solución lo más rápida posible a la evolución que ha tenido ‘Filomena’, y que especialmente ha sido en el centro de España». En relación a esa celeridad, el paso del Ejecutivo central llega tras una primera valoración de perjuicios, con lo que se podrían sumar otros territorios en el futuro. Así lo ha explicado, también en rueda de prensa, esta vez en Madrid, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ha reconocido que aún no se ha podido «cuantificar con precisión la totalidad de los daños personales y materiales que ha dejado detrás de sí» el temporal de nieve. Si bien, «para agilizar la tramitación» y que «lleguen pronto las ayudas a los afectados» se ha empezado por la mencionada declaración, a propuesta del Ministerio del Interior. Habrá que esperar a otro acuerdo posterior para conocer «las medidas compensatorias» exactas que se dictan.