La Policía clausura un local de intercambio de parejas con 87 personas dentro en Bormujos

La Asociación Imperio Liberal se dedica a “actividades eróticas y sexuales”, lo que “supone un riesgo de contagio”

Una policía en el local del municipio sevillano de Bormujos
Una policía en el local del municipio sevillano de BormujosAYUNTAMIENTO DE BORMUJOSEuropa Press

La Policía Local de Bormujos (Sevilla) cerró y precintó de forma cautelar en la noche del pasado sábado el local de la Asociación Imperio Liberal dedicada a “actividades eróticas y sexuales”, donde se contabilizaron hasta 87 personas, muchas de ellas sin mascarillas ni distancia de seguridad.

El establecimiento, registrado en la Junta de Andalucía como asociación cultural y recreativa, se dedica en exclusiva, tal y como se publicita en su propia web, a actividades eróticas y sexuales tipo ‘Swingers’ -expresión referida a una amplia gama realizadas entre pareja y una o más personas-, según ha detallado en un comunicado el Consistorio de Bormujos, que ha informado además del cierre de dicho local ya que “a juicio de los funcionarios actuantes, la actividad supone un riesgo de contagio por las condiciones en las que se desarrolla”.

En la última inspección realizada por los agentes se registró la presencia de hasta 87 personas en el interior del local, “rebasando ampliamente el aforo permitido, con una amplia mayoría carente de mascarilla y atendiendo a la naturaleza intrínseca de la asociación, invadiendo la distancia de seguridad interpersonal”.

En definitiva, dentro se infringió la normativa sanitaria dictada por la Orden de 29 de octubre de 2020, por la que se establecieron los niveles de alerta sanitaria y se adoptaron medidas excepcionales por razón de salud pública en Andalucía para contener la expansión de la Covid-19.

Falta de medidas de seguridad

Del mismo modo, los agentes comprobaron “la falta de medidas de seguridad del local” al encontrar las puertas de emergencia carentes del dispositivo antipánico, así como otras incidencias relacionadas con ese ámbito en un espacio que posee una superficie de más de 600 metros cuadrados.

La Policía Local dará cuenta de los hechos a las distintas administraciones municipales y autonómicas para el inicio, si procede, de los correspondientes expedientes sancionadores en base a la legislación vigente.