Los accionistas de Unicaja Banco y Liberbank dan luz verde a su fusión

El presidente de la entidad, Manuel Azuaga, asegura que el ajuste de empleo se analizará “con rigor y seriedad”

Junta de accionistas de Unicaja Banco, celebrada hoy en Málaga
Junta de accionistas de Unicaja Banco, celebrada hoy en MálagaEuropa Press

Las juntas de accionistas de Unicaja Banco y de Liberbank han dado ‘luz verde’ a su fusión y a la renovación parcial del consejo de administración de la entidad resultante en sus reuniones extraordinarias de este miércoles, 31 de marzo.

Las juntas extraordinarias de accionistas se han celebrado a las diez de la mañana, en Madrid en el caso de Liberbank, y en Málaga en el de Unicaja Banco, aunque de forma telemática (sin la asistencia física de los socios o de sus representantes), siguiendo las recomendaciones y restricciones vigentes en el marco de la crisis ocasionada por la Covid-19.

Los accionistas de Liberbank han aprobado, con un 99,88% de los votos, la absorción de la entidad por parte de Unicaja Banco, mientras que los de la absorbente también han validado la renovación parcial del consejo de administración.

Una vez que las juntas generales extraordinarias de ambas entidades han aprobado la fusión, se completarían los procesos para el cumplimiento de las condiciones a las que la misma se sujeta.

Ahora se requerirán los pronunciamientos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Banco de España, el Banco Central Europeo(BCE), la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Finalmente, será la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, quien autorizará la fusión en caso de obtener el visto bueno de todos los organismos supervisores.

No será hasta ese momento cuando, cumplidas las condiciones suspensivas y formalizada la fusión, podrá procederse a efectuar los trámites administrativos para materializar el canje, instante a partir del cual se iniciaría la fase de integración operativa de las dos entidades.

Así, el consejo quedará integrado por 15 miembros y estará presidido el actual presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, quien mantendrá sus funciones ejecutivas. El actual consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, será nombrado consejero delegado y tendrá funciones ejecutivas.

Los accionistas de Unicaja Banco también han aprobado los nombramientos como consejeros de Felipe Fernández Fernández (dominical), Ernesto Luis Tinajero Flores (dominical), David Vaamonde Juanatey (dominical), Jorge Delclaux Bravo (independiente), María Luisa Garaña Corces (independiente) y Manuel González Cid (independiente).

Tras los cambios citados, cuatro de los siete consejeros dominicales procederán del consejo de Unicaja Banco y tres del de Liberbank, mientras que de los seis consejeros independientes, cuatro serán a propuesta de Unicaja y dos de Liberbank.

El resto de consejeros dominicales son Juan Fraile, Petra Mateos-Aparicio, Manuel Muela y Teresa Sáenz, mientras que los otros consejeros independientes son María Luisa Arjonilla, Ana Bolado, Manuel Conthe y Manuel González.

El 40% del total de miembros del nuevo consejo de administración serán independientes, mientras que las mujeres representarán un tercio del consejo, siguiendo así las recomendaciones del Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas.

La absorción de Liberbank por parte de Unicaja Banco dará lugar al quinto banco español tanto por activos como por depósitos. La ecuación de canje acordada por los consejos de ambas entidades el pasado mes de diciembre es de 1 acción de Unicaja Banco por cada 2,7705 acciones de Liberbank, atendiéndose el canje con acciones de nueva emisión de Unicaja Banco.

De este modo, los accionistas de Liberbank recibirán en canje acciones de Unicaja Banco y Liberbank se extinguirá, vía disolución sin liquidación, transmitiéndose todo su patrimonio en bloque a Unicaja Banco, sin que se prevea ninguna compensación complementaria en efectivo para los accionistas de Liberbank.

Plantilla del banco tras la fusión

Por su parte, el presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha asegurado que las medidas que puedan afectar a la plantilla del banco con motivo de la fusión con Liberbank se analizarán “con rigor y seriedad”, dando cumplimiento a la normativa y con el mayor acuerdo posible entre las partes.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la junta extraordinaria de accionistas del banco, en la que se ha aprobado la operación de fusión entre Unicaja Banco y Liberbank, en respuesta a las cuestiones relativas al impacto de la misma sobre el empleo, planteadas por tres accionistas que han intervenido en representación de Suma+t, Cesica y Comisiones Obreras.

“Puedo asegurarles que las cuestiones relativas a la plantilla se analizarán con el rigor y la seriedad que se requiere, como siempre hemos actuado, y por supuesto dando cumplimiento a la normativa y con el mayor acuerdo posible entre las partes”, ha asegurado Azuaga.

El presidente del banco ha reiterado el compromiso que trasladó en la junta general que se celebró el pasado mes de octubre, en la que señaló que, “como práctica tradicional de la entidad, desde hace años toda intervención en el marco de las relaciones laborales se lleva a cabo respetando los procedimientos legales y especialmente los relativos a los derechos de información y consulta de los derechos de los trabajadores”.

Según ha recordado, dicha respuesta fue ratificada en el proyecto común de fusión sometido a la aprobación de la junta, que recoge que las entidades participantes en la fusión darán cumplimiento a sus obligaciones de información y de consulta a la representación legal de los trabajadores, como también se refirieron a ello el propio Azuaga y el consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, en la rueda de prensa del 30 de diciembre que se celebró con motivo de la aprobación de la operación por parte de los consejos de administración.

“En definitiva, para la integración de las plantillas se mantendrán las correspondientes reuniones y negociación con la representación legal de los trabajadores para desarrollar dicha integración con el mayor acuerdo posible entre las partes”, ha sostenido el presidente de Unicaja Banco.

En cuanto a las referencias a la plantilla que aparecen en el proyecto de fusión, que al representante de CCOO le han parecido “escasas”, Azuaga ha explicado que en el momento de suscribir el texto no podía recogerse una información más concreta que decir que las eventuales decisiones se aplazarán a un momento posterior y cumpliendo con la normativa laboral.

El representante de CCOO ha ofrecido su colaboración y se ha mostrado a favor de la fusión entre Unicaja y Liberbank, valorando que es una de las operaciones que menos duplicidad en las redes presenta, lo que puede ser favorable para el impacto en el empleo.

De su lado, el portavoz de Suma+t ha manifestado su confianza en la implicación del presidente de Unicaja Banco con la plantilla y le ha dado un “voto de confianza”, resaltando la importancia de “navegar en la misma dirección, avanzando y creciendo”, al tiempo que ha pedido al banco que siga apostando por su modelo de gestión y no por el de Liberbank.

Por otro lado, el representante de Cesica ha dado su apoyo a Unicaja en la fusión que le convertirá en el quinto banco del país y también ha mostrado su confianza en Azuaga para que el futuro laboral sea “consensuado y sin medidas traumáticas”.