Andalucía

Movilidad

Almería levanta la voz contra su «aislamiento» en conexiones

Nace la Mesa de la Conectividad para «aunar esfuerzos» y «aportar soluciones» para la provincia más oriental de Andalucía

Estación intermodal de Almería
Estación intermodal de AlmeríaLa RazónLa Razón

Viajar desde Almería o llegar hasta ella, sea cual sea el destino o el punto de origen, sigue siendo una odisea para cualquier viajero y una de las principales reivindicaciones históricas de los almerienses.

Con comunicaciones aéreas muy limitadas y caras, sin alta velocidad y con conexiones ferroviarias apenas testimoniales casi es más fácil llegar en barco, por lo que el transporte por carretera sigue siendo la principal opción para alcanzar una provincia que ni siquiera alberga tres carriles de autovía en los principales nudos de tráfico y de entrada a ciudades. La alcaldesa de la capital almeriense, María del Mar Vázquez, ha anunciado la «creación de una Mesa de la Conectividad» que tendrá su primera reunión esta semana en el marco de la celebración de Fitur, con el objetivo de «acabar con el aislamiento» y exigir la «mejora» de las infraestructuras y comunicaciones de Almería.

El «grupo de trabajo» estaría conformado por administraciones públicas, empresarios del sector turístico y agentes sociales afectados y tendrá como objetivo «aunar esfuerzos y aportar soluciones» en la movilidad almeriense.

El AVE no estará antes de 2026 y sigue acumulando retrasos

La regidora de la capital concretó la presencia en esta Mesa de la Conectividad de organizaciones empresariales como Asempal, la Cámara de Comercio y la Fundación Bahía Almeriport, así como del Ayuntamiento de Almería, la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía. «También está invitado a sumarse el Gobierno de España», aclaró Vázquez, para un proyecto a través del cual «vamos a decidir los pasos a seguir, cómo invertir el dinero que tenemos contemplado para ello en el presupuesto y cuáles son los destinos más propicios para promocionar el turismo». A expensas de la aprobación de las cuentas municipales de Almería, prevista para final del presente mes, la alcaldesa de Almería anunció también «una partida de 300.000 euros en el presupuesto de 2023 para mejorar la conectividad aérea de la capital» y adelantó que «vamos a pedir una reunión con Renfe Viajeros para mejorar la frecuencia de trenes y las tarifas». Todo un «reto pero estamos trabajando en ello», apreció Vázquez sobre una iniciativa que lleva a cabo «en contacto directo y con la colaboración de la Diputación» almeriense. Una iniciativa de la que el subdelegado de Gobierno en Almería, José Martín, tuvo conocimiento «a través de la prensa», por lo que apuntó «un mal inicio, si lo que se trata es de aunar esfuerzos y unir administraciones».

Imágenes de unos trabajos de construcción de la línea AVE
Imágenes de unos trabajos de construcción de la línea AVEEDU BOTELLA/EUROPA PRESSEDU BOTELLA/EUROPA PRESS

No obstante, el representante del Ejecutivo en la provincia definió de «cotidiana» y «cordial» su relación con la alcaldesa de Almería, a la vez que reconoció que «es importante hablar y sobre todo actuar», especialmente «cuando tenemos la oportunidad», a preguntas de los periodistas. Menos interesado en la propuesta se mostró el senador por el PSOE de Almería, Antonio Martínez Rodríguez, quien contestó recordando que el AVE ya habría llegado a la capital almeriense si los gobiernos del Partido Popular «no hubieran maltratado a la provincia» por «destinar las inversiones que estaban previstas para Almería a otros territorios». Martínez criticó la «displicencia» de la alcaldesa a la hora de exigir al Gobierno andaluz obras como el enlace Norte de la capital, de las que «nada se sabe». Sin embargo, el AVE no estará listo antes de 2026 y sigue acumulando retrasos ahora con Sánchez en La Moncloa, mientras la administración andaluza propone triplicar su aportación para acelerar la segunda fase de integración de la Alta Velocidad en la capital.

El portavoz de la Mesa del Tren de Almería, José Carlos Tejada, explicó el único progreso real de los últimos tiempos: que «el tren Almería-Barcelona vía Linares tarda 11 horas y el billete cuesta 78 euros y la nueva opción AVE y Media Distancia tardará nueve horas y media y el asiento costará 148,30 euros. Gracias Renfe por pensar en los almerienses». La plataforma cívica nacida hace siete años para denunciar el «aislamiento ferroviario de Almería» pronto atrajo actos multitudinarios de protesta y la presencia de representantes de las administraciones, pero tampoco habría sido citada ahora como agente social para participar en la primera reunión convocada por la Mesa de la Conectividad almeriense. «Somos nosotros los que hemos demandado, tras ver la noticia en los medios, nuestra presencia en esa comisión» con la esperanza de que la iniciativa «impulsada por el Ayuntamiento no sea flor de un día y como entrada en la campaña electoral para las municipales», señalaron. Tejada espera que «participe el Ministerio de Transportes, si no a través de la persona del subdelegado» y no acabe en un «¿qué hay de lo mío? Yo hice esto bien y tú mal, mientras seguimos condenados al olvido ferroviario».

Además, desde el colectivo ciudadano se afean los «nulos avances» posibilitados por la política y «las administraciones» en los últimos 20 años, con ejemplos inmediatos como la parálisis de «una declaración institucional de ayuntamientos y administraciones en apoyo de una línea de cercanías con el Poniente almeriense, comprometida desde hace un año» y que, como en todas las necesidades almerienses «necesita voluntad real y no fotos».