Actualidad

El sobrepeso cuesta 265 euros más en impuestos a cada español

Un informe de la OCDE, publicado este jueves, alerta de que este problema reduce el producto interior bruto (PIB) español en un 2,9% y 2,6 años la esperanza de vida

El informe publicado este jueves por la OCDE ha reflejado que cada ciudadano en España tiene que pagar 265 euros adicionales de impuestos al año por enfermedades relacionadas con el sobrepeso.

El informe publicado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha reflejado que cada ciudadano en España tiene que pagar 265 euros adicionales de impuestos al año por enfermedades relacionadas con el sobrepeso. Además, un 9,7 % del gasto sanitario en España tiene que ver con el este problema y este porcentaje corre el riesgo de aumentar. Además, este problema sanitario y de estilo de vida reduce el producto interior bruto (PIB) español en un 2,9 %, lo que equivale a 479.000 trabajadores a tiempo completo al año. El informe ha revelado que el exceso de peso resta 2,6 años de esperanza de vida en España, muy lejos de la media de Japón, donde el recorte de la esperanza de vida por el sobrepeso se limita a 0,9 años.

El sobrepeso en España

Los expertos determinan que una persona sufre sobrepeso cuando la relación entre su peso en kilos y su altura en metros al cuadrado supera la cifra de 25. Es decir, una persona es considerada obesa cuando esta cifra es superior a 30. Actualmente, la situación es preocupante, un 61,6 % de la población española tiene sobrepeso, y cuando hablamos de niños y adolescentes de 5 a 19 años la situación es aún más alarmante. Un 34,1 % de los jóvenes españoles en ese rango de edades un 34,1 % tienen un peso excesivo, frente al 27,6 % en la UE y un 28,6 % en la OCDE. Sólo 11 de los 52 países del estudio presentan peores cifras, empezando por Estados Unidos (41,8 % en sobrepeso en ese grupo de edad).

Medidas para reducir el sobrepeso

Los autores del estudio insisten en que esta situación se puede corregir con la promoción de estilos de vida saludables que, además de tener un efecto positivo para la salud, suponen "una excelente inversión": por cada euro dedicado se obtiene un retorno de hasta 6 euros en beneficio económico. Su recomendación es un paquete de medidas que incluya el etiquetado de los menús, la prescripción médica de actividad física y programas de bienestar en el trabajo. Precisamente, Japón ha incluido implementado en la sociedad muchas de estas medidas y probablemente por ello se sitúa como el país con menos sobrepeso del mundo.

De hecho, en Japón, desde 2005, está vígente la Ley Básica del Shokuiku (Educación Nutricional). Una ley destinada a promover hábitos dietéticos saludables entre los escolares y a contrarrestar los efectos nefastos del abandono de su dieta tradicional. La plataforma española EduKsano, liderada por Arvi, la mayor asociación pesquera de Europa, está intentando trasladar las bases del Shokuiku a los colegios españoles el modelo de educación nutricional japonés, que ha conseguido revertir los índices de obesidad del país nipón. Este proyecto busca conseguir reducir el porcentaje de población con sobrepeso mediante la implantación de un asignatura de educación tradicional en los colegios españoles. Según los expertos, adquirir este tipo de medidas podría prevenir hasta 96.000 enfermedades no transmisibles de aquí a 2050, ahorrar 32 millones al año en costes sanitarios.