Salud

Desde dentro

«Este suplemento es un cajón semanal lleno de esperanzas que se irán convirtiendo en realidades»

«Este suplemento es un cajón semanal lleno de esperanzas que se irán convirtiendo en realidades»

Publicidad

Tengo escrito en este mismo suplemento la extraña sensación que uno tiene de haber llegado tarde a casi todo. Sería la visión menos optimista y más egoísta de esa verdad que se afirmaba ya en la zarzuela «La verbena de la Paloma»: hoy las ciencias adelanta que es una barbaridad. Y si siempre ha sido así, hoy esa velocidad ha aumentado de forma vertiginosa. Y eso es lo que A TU SALUD lleva reflejando en estos quince años. Este suplemento es, sobre todo, un cajón semanal lleno de esperanzas que se irán convirtiendo en realidades unas veces más pronto que otras. De ahí esa sensación egoísta y equivocada de haber llegado tarde; todo lo que hoy se experimenta con éxito en laboratorios podrá solventar en unos años males que a día de hoy se hacen crónicos o son irreversibles.

Pero es que hace quince años otras muchas cosas que parecían remotas y hasta imposibles son práctica habitual en los sistemas sanitarios y no hay –gracias a una sanidad pública excelente– una medicina para ricos y otra para pobres. Otra cosa es que sigamos sin resolver los distintos niveles entre comunidades debidos a la disparatada dispersión autonómica. Y fue más o menos en el mismo año en el que arrancaba A TU SALUD cuando se anunció la necesidad terminar con las 17 tarjetas sanitarias distintas y todos los problemas que semejante situación –caótica e injusta– lleva apareado. Pues esta es la fecha en la que algo –en lo que todos están de acuerdo, usuarios y profesionales– sigue siendo un proyecto más sin cumplir.

También de esos temas se trata en este suplemento; es cierto que la medicina tanto pública como privado tiene un muy alto grado de calidad en España pero no por ello está exento de críticas que no sólo son necesarias sino obligatorias desde un medio de comunicación. Todo es mejorable y la Sanidad, desde la dispersión y desde la crisis, necesita con urgencia una revisión a fondo y un pacto de estado.

Pero no son sólo noticias esperanzadoras y críticas las que desde este suplemento se vienen anunciando. A TU SALUD es una guía práctica para llegar a una mejor calidad de vida y el problemas es si estamos dispuestos a seguir los consejos que se nos dan. Sería, en ese sentido, un suplemento de algo tan de moda como la «auto ayuda». Mi enhorabuena, desde dentro, a todos los que componen la redacción y una abrazo a los lectores.

Publicidad