Castilla y León

Castilla y León busca otra vez el Gordo con el mayor gasto en lotería por habitante del país

El premio ha caído veinte veces en la Comunidad desde 1812, el último en 2018, donde se gastan 105,7 euros de media por vecino, cifra que se dobla en Soria, que se sitúa un año más a la cabeza con 251,85 euros

Tras veinte «Gordos» de la Lotería de Navidad desde 1812, siete en este siglo y el último en 2018, Castilla y León se encomienda de nuevo la suerte este 22 de diciembre, en la Comunidad con más lotería consignada por habitante de España, con 105,7 euros, y Soria a la cabeza un año más con 251,85 euros.

No cabe duda de que el Sorteo de Navidad es el preferido de los castellanos y leoneses, con esos 105,7 euros por habitante frente a la media nacional de 68,48 euros consignados, 254 millones en dato absoluto, y con Soria a la cabeza provincial, seguida de Burgos con 135,75; Segovia, con 129,66 y Palencia con 126,55. Sólo Huesca, con 125,73 euros por habitante, se les acerca.

Por autonomías, y también con el efecto que la despoblación tiene en las estadísticas de la España vaciada, la segunda que más juega con el dato de lo consignado es Asturias, con 99,36; seguida de La Rioja, con 96,32 y Aragón con 94,11.

La que menos juega es Baleares, con 42,61 euros por habitante, seguida de Canarias con 46,44; aunque en dato absoluto Madrid, Andalucía y Cataluña encabezan el ránking nacional con 544,3, 448,7 y 416,5 millones, respectivamente.

Desde el 2000, el sorteo de Navidad ha dejado en Castilla y León más de 1.712 millones de euros, 49 en el último de 2018, en el que el «Gordo» cayó por primera vez en las provincias de Zamora y Ávila que rompieron un gafe tras 206 sorteos, aunque también dejó algunos décimos agraciados en Salamanca, Soria, Segovia, Burgos, Valladolid y León.

La suerte ha sido desigual en lo que va de siglo, y si en 2018 el sorteo dejó 49 millones en premios en la Comunidad, que apenás recuperó los 225,6 que se jugó; se puede decir que prácticamente pasó de largo en el 2017, con unos tres millones; que en el 2016 se elevaron a 13,5, con 2,6 millones el año anterior.

El año más cicatero en lo que va siglo fue 2007, con aproximadamente 2,5 millones, y en 2014 tocaron 15 millones, 33 en el 2013, 250 millones en 2012, 27 en 2011, 70 en 2010 o 110 millones en 2008.

Como curiosidad, en el 2000 el Gordo dejó 46.500 millones de las antiguas pesetas en la capital segoviana, unos 280 millones de euros, ya que se vendió íntegro en la administración dos de esa ciudad; en 2001 el sorteo sólo dejó 7.300 millones de pesetas, unos 44 millones de euros; y el primero en euros, el de 2002, dejó 205.

El primer premio ha recalado seis veces en Burgos -cuatro en la capital, una en Medina de Pomar y otra en Aranda de Duero-, convirtiéndola en la provincia con más suerte.