Detienen en Burgos a los propietarios de dos residencias por “heredar” mediante engaño los bienes de sus usuarios

Se aprovechaban del deterioro físico y cognitivo de los mayores a los que cuidaban para apropiarse de sus bienes y llegaron a acumular un patrimonio de tres millones de euros

La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, informa del operativo en Burgos acompañada por miembros de la Policía Nacional
La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, informa del operativo en Burgos acompañada por miembros de la Policía NacionalLa Razón

Agentes de la Policía Nacional, con la colaboración de funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, acaban de detener en Burgos a dos personas, propietarias de dos residencias de ancianos en Burgos por “heredar” mediante engaño los bienes de sus usuarios.

Un patrimonio que asciende a tres millones de euros que lograron aprovechándose del deterioro físico y cognitivo de los ancianos a los que cuidaban. Además, llegaron a nombrar a sus víctimas como administradores de las sociedades con las que habían conformado un complejo entramado empresarial con el de apropiarse de la herencia de sus pacientes.

En el momento de la detención los investigados tenían a su nombre 30 propiedades adquiridas de manera fraudulenta de sus pacientes fallecidos.

La investigación se inició a principios de este año cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varias personas podían estar estafando mediante engaño a multitud de ancianos con un gran patrimonio personal. Aprovechándose de su posición de superioridad, mediante argucias se apoderaban de viviendas, naves y diversas fincas rústicas y urbanas tanto en la provincia burgalesa como en otras localidades españolas, además de efectos familiares como joyas, obras de arte y mobiliario.

Se han realizado cuatro registros en las dos residencias investigadas y en el domicilio de los detenidos y se ha intervenido gran cantidad de material documental, dispositivos informáticos, teléfonos móviles, 6.300 euros en metálico así como tres vehículos, uno de ellos de alta gama con un valor de venta superior a 130.000 euros.

También se han incautado 900 billetes y participaciones de lotería por un importe de casi 20.000 euros, cuyo destino final pudiera ser enmascarar actividades relacionadas con el blanqueo de capitales.