Francisco Igea: «El sistema de Cs es un error»

El miércoles termina el plazo para presentar candidatura a las Primarias y el dirigente de la formación en Castilla y León insiste en que si no hay autocrítica ni debate interno, Ciudadanos «no tendrá futuro»

El líder de Ciudadanos en Castilla y León y vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior de la Junta, Francisco Igea
El líder de Ciudadanos en Castilla y León y vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior de la Junta, Francisco IgeaWellington Dos Santos PereiraLa Razón

Francisco Igea (Valladolid, 1964), vicepresidente de Castilla y León y cabeza visible del sector crítico a Inés Arrimadas en la plataforma «Ciudadanos Eres Tú», sigue pensándose todavía si plantará cara a Inés Arrimadas en las Primarias de la formación naranja. El miércoles se acaba el plazo para presentar candidaturas e Igea apura sus opciones, ya sea para dar la batalla como aspirante a liderar el partido y defender más libertad interna, más protagonismo para los militantes en las decisiones de Cs y que sean estos quienes elijan a los líderes territoriales y no desde la Ejecutiva en Madrid, o bien para buscar en este tiempo que resta un acuerdo de integración. Hasta el sábado todo parecía indicar que sí iba a dar el paso, pero su malestar con la votación telemática para elegir a los compromisarios de la Asamblea de Ciudadanos -que se ha aplazado al próximo fin de semana-, algo de lo que ya advirtió hace tiempo, le ha frenado en seco porque no quiere ser él quien valide un sistema que, asegura, «está cuestionado». «Lo que ha ocurrido es inadmisible y los militantes de Ciudadanos no se merecen esto», lamenta.

–Se acerca el día D. ¿Hay nervios, ilusión, ganas de que llegue cuanto antes...?

-Hay un poco de todo, pero especialmente responsabilidad por intentar hacer las cosas de la mejor manera posible desde el punto de vista procedimental. Estamos en un debate interno sobre qué ha fallado y qué hacer para no volver a repetir el resultado de las últimas elecciones generales.

–¿Hasta este fin de semana todo indicaba que se va a presentar a dar la batalla?

–Si nadie se decide a defender esta enmienda que ha sido respaldada en cien de alrededor de 130 agrupaciones en las que la hemos presentado, daré el paso. Si bien, en estas condiciones actuales y con este sistema de voto telemático no lo haré, aunque esperaré hasta el final en busca de un consenso.

–¿Ve posible un cambio de opinión en Arrimadas que provoque ese acuerdo?

–Lo veo poco probable pero no pierdo la esperanza.

-¿Sigue sin reunirse con ella?

-No parece dispuesta a ello. Nos comunicamos por whatsapp.

–¿Qué se juega Cs el 14 y 15 de marzo próximos?

–Lo importante es qué se juega España y los ciudadanos en minúscula. Pero dicho esto, el partido se juega ser una herramienta útil al país, que sea capaz de saltar las trincheras y llegar a acuerdos, encabezar la regeneración y evitar el frentismo en el que está instalado la política actual. Y si no somos capaces de analizar los errores que nos han llevado a donde estamos, Ciudadanos se juega su futuro.

–¿Cuáles fueron?

–De estrategia y comunicación, pero principalmente de organización. Tenemos una estructura orientada al hiperliderazgo en el que sólo se elige a una persona y una ejecutiva que decide todo lo demás. Las posibilidades de tener un debate interno honesto sobre decisiones estratégicas e importantes son pocas. Es un sistema diseñado para el error.

–Antes de la moción de censura a Rajoy, Rivera sería presidente del Gobierno si hubiera habido elecciones y ahora ya no está en política. ¿Ha faltado suerte, el destino ha sido cruel con Cs...?

–En política no existe la suerte ni el destino, sino la estrategia y el trabajo en equipo. En aquel momento nos equivocamos porque nos guiamos por las encuestas y no se valoraron todas las opciones. Los sondeos han de ser una herramienta pero no la brújula de la acción de un partido, ya que ésta han de ser sus convicciones. Apostamos a un número y cometimos un error estratégico fruto de la desorganización. Y ahora nos puede volver a pasar lo mismo.

–¿Llega Cs más desunido y menos libre al Congreso?

–Cs debate su grado de libertad interna. Creo en la libertad de opinión dentro y fuera del partido porque ésa es la esencia del liberalismo y cuestionarla sería cuestionarnos a nosotros mismos. Debemos ser capaces de debatir y asumirlo como algo normal y no como algo tóxico.

–Le han llamado machista, egocéntrico, cobarde, traidor, desleal... ¿Le pitan los oídos?

–Despreciar e insultar no es mi estilo. Es política de baja calidad. Nosotros hacemos política ideológica y con propuestas. Lo otro son bobadas, pero sí que me molestó lo de desleal porque he demostrado lo contrario alzando la voz y siendo antipático para denunciar lo que creo que no es bueno para el partido en lugar de quedarme sentado cómodamente a verlas venir.

–Arrimadas ha dicho que si gana espera que se respete el resultado y la decisión.

–Yo también lo espero. Y en mi caso, pase lo que pase, seguiré trabajando en el partido desde donde estoy.

–¿Descarta irse de Ciudadanos si su modelo no cuaja?

–Sí, lo descarto, como supongo que también lo hace Inés.

–No le ha gustado al propuesta de Inés Arrimadas de coalición con el PP en las regiones de Galicia, País Vasco y Cataluña

–En política conviene ser útil y eficaz. Y esta propuesta no lo es.

–¿Teme una desbandada de dirigentes de Cs al PP?

–Es algo que entra dentro de lo posible, pero nosotros tenemos que trabajar para que Cs permanezca como una formación independiente.

–¿Qué mensaje quiere trasladar a los militantes?

–Que el partido es suyo y que ahora tenemos la ocasión y la responsabilidad de tomar la decisión correcta, que es conseguir un partido autónomo y útil, con una estructura inteligente, liberal y capaz de hacer autocrítica.