Los alumnos de segundo de Bachillerato tendrán refuerzos presenciales para preparar la EBAU

La Consejería de Educación habilita un servicio de atención psicológica para los alumnos afectados por la situación de la Covid-19 para ayudarles en la vuelta a las aulas

La Consejería de Educación de la Junta sigue dando pasos para afrontar el final de curso dentro de la situación sobrevenida por el coronavirus y preparar el que viene. Por ello, y aunque la consejera Rocío Lucas ha asegurado que en la fase 2, en la que Castilla y León entrará el lunes 8 de junio, no se retoma la actividad presencial sí habrá algunas actividades específicas para los alumnos de segundo de Bachillerato, cuya actividad lectiva finaliza hoy, con refuerzo y tutorías de cara a preparar las pruebas de la EBAU.

Estas clases, que se alargarán del 12 al 23 de junio, día en el que termine el curso en la Comunidad, deberán solicitarse por parte del alumnado con cita previa, avisando de su intención de acudir al centro educativo y detallando las materias a las que se quiere asistir, siempre que sean susceptibles de evaluación en la selectividad.

De este modo, solo podrán acudir a los institutos los alumnos que lo hayan solicitado y hayan firmado una declaración responsable de cumplimiento de las medidas sanitarias. Asimismo, será el equipo directivo el que organice y escalone en el tiempo el acceso y la salida de las actividades educativas así como los recorridos de los estudiantes.

Además, según ha precisado Lucas, se adoptarán y reforzarán todas las medidas higiénico sanitarias, recomendadas por las autoridades, para cumplir la distancia de seguridad de dos metros y el uso de mascarillas de protección cuando no sea posible.

Mientras, el resto de los estudiantes de la Comunidad y sus familias solo podrán acudir a su centro educativo para recoger el material que hubieran dejado en el interior antes de que se decretara el estado de alarma. La dirección de cada centro organizará estas actuaciones con cita previa y estableciendo turnos hasta el 23 de junio para evitar aglomeraciones.

Por otra parte, el alumnado con necesidades especiales, “uno de los más han sufrido la suspensión de la docencia” según la consejera, podrá volver a sus centros para continuar con la fisioterapia. De esta manera, a partir del próximo viernes 12 de junio y hasta final de mes se reanudará este servicio para el alumnado escolarizado en centros sostenidos con fondos públicos que previamente estuviera recibiendo la fisioterapia educativa. Al igual que en el caso de los alumnos de Bachillerato, las familias deberán solicitaron previamente.

Rocío Lucas ha añadido que, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita, la idea es que el servicio se prorrogue durante el mes de julio, ya con la fase 3. La medida podría afectar a los más de 1.400 alumnos que ya recibían sesiones de fisioterapia antes de producirse el cierre de los centros escolares y al centena de fisioterapeutas que prestan sus servicios en los centros de titularidad pública, además de los 18 existentes en los concertados.

Asistencia psicológica

Asimismo, la Consejería pondrá en marcha, a partir del próximo lunes, un servicio telefónico de atención psicológica al alumnado de Castilla y León, que haya podido sufrir alteraciones a nivel cognitivo y emocional por el confinamiento decretado por el estado de alarma de la pandemia.

“Es importante acompañar, asesorar y aliviar los efectos de estas situaciones. Nos encontramos, ahora, en una etapa de transición con los cambios de fase de desescalada y se podrán retomar algunas actividades docentes, por lo que es posible que haya problemas de adaptación a esa vuelta a la normalidad y el retorno a la actividad educativa”,ha apuntado la consejera.

La atención se realizará a través de un teléfono gratuito (900 264 171) por especialistas en Psicología Infanto-Juvenil, en colaboración del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León.