Impulso al aprovechamiento de la madera en Castilla y León

Suárez Quiñones pone en valor la gestión forestal en la Comunidad

Los consejeros de la Presidencia, Ángel Ibáñez, y de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitan la fábrica 'Burpellet' en Burgos
Los consejeros de la Presidencia, Ángel Ibáñez, y de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitan la fábrica 'Burpellet' en BurgosRicardo Ordóñez/Ical

El consejero de Fomento y Medios Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, anunció en Doña Santos (Burgos) que presentarán un proyecto al Pacto de Reconstrucción, vinculado al aprovechamiento de la madera en Castilla y León, para que los fondos europeos se destinen a la mejora del aprovechamiento de este recurso de gran importancia en la comunidad.

Una petición, que según explicó el consejero serviría para incrementar el aprovechamiento de madera en Castilla y León, cuyo 51 por ciento de su superficie es forestal con 4,8 millones de hectáreas forestales. “Nuestra capacidad de generar madera y biomasa para las industrias es la más importante de las Comunidades. Generamos en torno a 3.100.000 toneladas al año de madera que ponemos en el mercado y a disposición de las industrias madereras autonómicas que son las más importantes de Europa y el mundo”, dijo.

Los consejeros de Presidencia, Ángel Ibáñez, y de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, acompañados por el delegado territorial de la Junta en Burgos, Roberto Sáiz, el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, entre otras autoridades de la provincia, visitaron hoy la fábrica Burpellet, situada en la localidad burgalesa de Doña Santos.

Durante la comparecencia ante los medios, minutos antes de visitar las instalaciones de la fábrica, el consejero de Fomento destacó el trabajo que se desarrolla en la empresa Maderas Hijos de Tomás Martín S.L, que desde 1935 se dedica al aserrado y aprovechamiento de la madera, donde la utilización de la madera tiene “una potencia con cifras nacionales en muchos de sus parámetros”, tal y como defendió Suárez Quiñones.

En este punto recordó que en Castilla y León, de los más de 3 millones de toneladas que se generan están gestionados de “forma sostenible”, por lo que la madera que se extrae es compensada, permitiendo mejorar la producción con repoblaciones y un incremento del coste para mantener esta sostenibilidad. Asimismo añadió que se trata de una industria que genera un gran número de puestos de trabajo en el medio rural.

“El mantenimiento de nuestros pueblos se producirá si mantenemos la actividad económica en los mismos”, afirmó el consejero, recordando la importancia de mantener el tesoro forestal de la comunidad, que añadió que es ampliable y que incluso están tratando de aprovechar más.

Los cálculos técnicos determinan que en torno a siete millones de toneladas podrían salir de metros cúbicos de madera en Castilla y León, y aprovechamos 3 y algo. Tenemos capacidad de crecimiento y vamos a tratar de crecer”, reiteró.

Filón de riqueza en Castilla y León

Por otro lado, en relación a la fabricación de pellets, que es otro de los “filones de riqueza de Castilla y León”, y al cual también se dedica la empresa burgalesa, tiene en su superficie forestal en torno a 225 millones de toneladas de biomasa, de las cuales se regeneran todos los años 6,5 millones. “Un recurso autónomo, regenerable y que sirve para hacer bioeconomía energética produciendo electricidad o 70.000 toneladas de pellet todos los años”.

Según señaló se trata de un “claro ejemplo” de economía circular y de potencia de la biomasa y el pellet en la Comunidad, puesto que aunque solo se aproveche cerca de un millón, Castilla y León continúa siendo de las comunidades que más aprovecha de España, y por lo tanto su capacidad de crecimiento en este aspecto es “muy importante”.

Al respecto recordó las inversiones llevadas a cabo por la Junta en este ámbito, como la creación de instalaciones que generen calor con biomasa, o la decisión de que todos los nuevos edificios de la Junta lleven calor por biomasa. “Es un ejemplo de lo que tiene que hacer Castilla y León, vivir de sus propios recursos y luchar contra la despoblación a partir de ellos”, aseguró Suárez Quiñones.

En este punto, y haciendo alusión a las demandas trasladadas desde la empresa, el consejero hizo un llamamiento al Gobierno de España para buscar una “fiscalidad adecuada para la biomasa y la madera”. Al respecto recordó que las Cortes ha aprobado una moción trasladada a la administración nacional para el cambio del IVA, y aseguró que estarán al tanto de estas reivindicaciones y apoyándolo.