El Pleno de la Diputación de Segovia apuesta por salvaguardar las inversiones en los ayuntamientos

PP y Ciudadanos piden que “la buena gestión de los ayuntamientos de la provincia no sirva para financiar al Estado

La Diputación de Segovia celebró un Pleno extraordinario que ha comenzado con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de violencia de género, en especial de la vecina del Real Sitio de San Ildefonso, Alina Erica que fue asesinada por su ex pareja el pasado 15 de agosto. Tras la aprobación del acta de la sesión anterior ha comenzado el debate del único punto del orden del día que constaba de diferentes modificaciones presupuestarias por una cantidad cercana a los cinco millones, que han sido aprobadas por unanimidad de todos los grupos y que irán destinadas a implantar el Plan de Ayudas de Ayudas de Inversiones Municipales (PAIMP), al capítulo I de personal dado el refuerzo que se ha necesitado en los centros residenciales y a adaptar éstos a las nuevas necesidades creadas por la pandemia del Covid-19. Para el diputado de Hacienda y viceportavoz del grupo popular, Óscar Moral “nuestra finalidad es llegar a todos los municipios de la provincia y darles servicio y, de esta manera salvaguardamos los intereses económicos de la Diputación, de los ayuntamientos y de todos los segovianos”.

Por su parte, el portavoz socialista Máximo San Macario ha mostrado su apoyo a la modificación porque “es un ajuste contable de carácter técnico que se puede llevar a cabo gracias al acuerdo entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Gobierno de España”. En este sentido, tanto el portavoz del grupo Mixto-Cs, Ángel Jiménez, como el propio Óscar Moral han afeado esta afirmación ya que “se produjo con los únicos votos favorables de los representantes del PSOE y salió adelante gracias al voto de calidad del presidente Abel Caballero, lo que demuestra una vez más la falta de diálogo y capacidad de negociación de los socialistas que no se entienden ni con sus compañeros de viaje que se abstuvieron en la votación”.

En su intervención, Máximo San Macario ha pedido la retirada del punto cuarto del acuerdo en el que se expresaba el sentido de la institución provincial de no ejercer el compromiso de poner a disposición de la Administración General del Estado los recursos financieros del Remanente de Tesorería para gastos generales a los que se hace mención en el RDL 27/20 de 4 de agosto, “porque no son hechos consumados ya que aún debe debatirse en las Cortes Generales, porque deja libertad a los municipios y porque no tenemos informe previo en el que basarnos para posicionarnos en este asunto”.

En este sentido, Ángel Jiménez ha tachado el decreto de “infame” y ha afirmado que da muestra de la “voracidad confiscatoria del PSOE” cuyos diputados “velan más por los intereses de su partido que por los de la provincia de Segovia”. Óscar Moral ha apuntado que “el dinero de la provincia tiene que gastarse en la provincia, por eso es la obligación de esta Diputación que los recursos se queden aquí posicionándonos claramente en contra de este decreto que nos dejaría sin liquidez, con escasa capacidad de maniobra ante cualquier imprevisto y con muchas dificultades para hacer frente a los pagos con los proveedores”.

Por último, Moral ha hecho referencia a que “lo que nos piden los alcaldes es que se modifique ese acuerdo con la FEMP para conseguir algo bueno para nuestros pueblos y ahí es donde van a encontrar siempre a este Equipo de Gobierno” y ha concluido afirmando que “el dinero lo necesitamos ahora y lo queremos ya porque no sabemos cuál va a ser la realidad de nuestra provincia dentro de cinco años”.