Suárez-Quiñones destaca el esfuerzo de la Junta por mejorar la carretera AV-500 pese al Estado de Alarma

La inversión asciende hasta los 2,3 millones, que se suman a otros dos previstos para el tramo restante hasta Ávila capital, actualmente en fase de licitación

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suáez-Quiñones, visita la carretera AV-500Servicio Ilustrado (Automático) JCYL

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, destacó, durante una visita, el resultado de las obras de “Mejora de plataforma y firme” de la AV-500, en el tramo entre la localidad de Urraca-Miguel y el límite con la provincia de Segovia y que la Junta ha puesto en servicio este domingo domingo tras un año cortado al tráfico.

En este sentido, resaltó el esfuerzo de la Junta de Castilla y León por mejorar una infraestructura muy importante, pese a la paralización de los trabajos durante el Estado de Alarma. También informó de que la inversión ha ascendido a 2,3 millones, que se suman a otros dos previstos para el tramo restante hasta Ávila capital, actualmente en fase de licitación, y cuyas obras comenzarán en 2021.

Esta carretera pertenece a la Red Complementaria de la Red de Carreteras de la Junta de Castilla y León, comunicando Ávila con Madrid a través de El Espinar. A lo largo de los últimos años se ha notado un incremento del tráfico pasando de 226 vehículos en 2004 a 624 vehículos en 2019, lo que indica lo importante que es esta carretera para la comunicación de los abulenses con Madrid.

El tramo abierto, después de poco más de un año cortado, pasando por un invierno, un estado de alarma y un otoño lluvioso, corresponde al comprendido entre el cruce de acceso a Urraca Miguel con el límite con la provincia de Segovia, entre el punto kilométrico 14,000 al 22,357, que fue adjudicado por un importe de 2.296.836,88 euros y ejecutado por la U.T.E. URRACA, formada por las Empresas Padecasa-Cycasa.

La situación previa a las obras presentaba un trazado en planta bastante recto y un trazado en alzado en el que se alternaban los cambios de rasante cóncavos y convexos adaptándose al terreno colindante, por lo que en Ávila era conocida como la carretera de los toboganes. Dichos cambios de rasante originaban mucha inseguridad debido a la escasa visibilidad que tenían los usuarios de la vía, llegando, en algunos casos, a contactar el bajo de los vehículos con el pavimento.

Las obras han consistido primeramente en su ensanche hasta 6/7 metros y mejora del trazado, mejorando los cambios de rasante. Para ello ha sido necesario proceder a unos desmontes de hasta 35.000 metros cúbicos de tierra para mejorar la seguridad, la comodidad y su estética, para lo que fue imprescindible el corte de la carretera. En el trayecto de la obra destacan los trabajos de la intersección entre la carretera AV-500 y la AV-501 (carretera que comunica la CL-505 en Navalperal de Pinares con la N-403 en Aldeavieja) mediante rotonda partida o semilunas. Para completar los trabajos se han realizado nueva señalización tanto vertical como horizontal, así como colocación de elementos de contención y balizamiento, todo ello para dotar a la carretera las condiciones de seguridad necesaria.

Carretera SG-500

La carretera AV-500 enlaza con la SG-500, en la provincia de Segovia, de 19,6 kilómetros de longitud, perteneciente también a la Red Complementaria de la Red de Carreteras de la Junta de Castilla y León, comunicando Ávila con Madrid a través de El Espinar, para cuyas obras de remodelación está prevista una inversión estimada en 8 millones de euros.

Actualmente el primer borrador del proyecto está ya redactado y su tramitación ambiental será simplificada, para los que se ha encargado una asistencia técnica, por lo que se agilizarán los plazos para poder empezar a ejecutar las obras.

Recientemente, en el año 2019, se acondicionó la intersección ubicada en el P.K. 4,550 de la carretera SG-500, en el entorno del Polígono Industrial Los Llanos (4.3-SG-44). La inversión ascendió a 355.418,10 euros.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha puesto de manifiesto la importancia de buscar una solución al cuello de botella que se produce en San Rafael, con una importantísima carga de tráfico en la N-VI a su paso por la localidad, sobre todo de vehículos pesados, en la que el Ministerio competente lleva tiempo trabajando en la búsqueda de una solución, que es urgente.

Otras inversiones de la Junta en carreteras de la provincia de Ávila

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente está ejecutando este año 2020 –junto con el tramo abierto ayer de la AV-500- otras seis obras de carreteras en la provincia de Ávila, con una inversión de 11,4 millones de euros, entre ellas la CL-507 al cruce con la N-501, que cuenta con un presupuesto de 4,2 millones de euros y que está prevista su finalización para septiembre de 2022. Señalar también un tramo de la AV-503 hasta Cebreros (2,22 millones de euros de inversión); un tramo de la CL-605, de Villanueva del Aceral a Madrigal de las Altas Torres (1,98 millones de euros), o el tramo de la CL-505 entre Ávila-La Cañada (2,5 millones de euros).

En lo que respecta a la Comunidad, en 2020 la Consejería de Fomento y Medio Ambiente invierte 80 millones para la ejecución de obras de mejora de un centenar de tramos de carreteras de Castilla y León.

En los últimos cinco años, la Junta ha ejecutado una inversión en carreteras aproximada en las nueve provincias de Castilla y León de 400 millones de euros, de los que 50 millones de euros corresponden a inversión en la provincia de Ávila.