Castilla y León tendrá 300.000 dosis de Pfizer para la primera ola de vacunaciones

Uno de cada cuatro enfermos de covid sigue con síntomas persistentes en el tiempo

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado.
JCYL
24/11/2020
La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado. JCYL 24/11/2020Servicio Ilustrado (Automático) JCYL

Castilla y León tendrá el primer trimestre del próximo año 300.000 dosis de la vacuna de la multinacional estadounidense Pfizer contra la covid, la que necesita de temperaturas de hasta 70 grados bajo cero para su conservación.

Las personas mayores y con discapacidad que viven en residencias -que la Junta estima en 50.000- y los sanitarios que están en «primera línea» frente al virus -unos cien mil- serán los destinatarios de esta primera ola de vacunas que se agotarán con ellos, ya que serán dos dosis las que se administren, según explicaba la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien aseguraba que todavía tienen que concretar quién es el profesional que está en primera línea.

Los siguientes en recibir la vacuna serán las personas mayores de 80 años que no se incluyan en la primera tanda y el resto del personal sanitario y sociosanitario, y anunciaba la creación de un grupo de trabajo específico para gestionar las vacunas, los puntos de distribución, el almacenaje o las necesidades técnicas.

Por otro lado, cabe señalar que Castilla y León sigue progresando adecuadamente y los datos de ayer lunes mantienen la tendencia a la baja con 552 nuevos contagios y una tasa de incidencia acumulada de 676 casos por cada cien mil habitantes, aunque la mortalidad sigue siendo elevada y han perdido la vida en las últimas 24 horas un total de 37 personas, diez de ellas en residencias.

Cierre perimetral en Navidad

Pero pese a esta mejoría, Casado pedía cautela e insistir en las medidas ya en marcha para contener la expansión y evitar una tercera ola en enero «que no podríamos aguantar».

En vísperas de la reunión del Consejo Interterritorial de Salud previsto para esta tarde, Casado aseguraba que llevará varias propuestas de cara a Navidad, como mantener el cierre perimetral de Castilla y León o por provincias; que no haya público en las campanadas de fin de año ni en las cabalgatas; limitar la asistencia a belenes monumentales; comidas de trabajo de seis personas máximo; o mantener el toque de queda actual entre diez de la noche y seis de la mañana. «Hay que intentar que la movilidad sea la menos posible», decía.

El coordinador clínico de Medicina Interna de Sacyl, Carlos Dueñas
El coordinador clínico de Medicina Interna de Sacyl, Carlos DueñasIcalIcal

Por otro lado, el coordinador clínico de Medicina Interna de Sacyl, Carlos Dueñas, recordaba la «virulencia» del virus y aseguraba que uno de cada cuatro pacientes continúa con síntomas persistentes en el tiempo que afectan a su calidad de vida. También apuntaba que gracias al mayor conocimiento de la enfermedad, los pacientes que llegan a urgencias llegan antes, en mejor estado y responden mejor a los tratamientos, lo que revierte en un menor tiempo de días de ingresos. A ello, se une que continúa la investigación con fármacos y con ensayos clínicos para mejorar en estos aspectos.

Y en cuanto al perfil del paciente, decía que es muy similar al de la primera ola, con mayor gravedad en pacientes de más edad, y que la sintomatología habitual es fiebre, tos, sensación de falta de aire y cansancio. Aunque la pérdida del gusto y del olfato es más común en pacientes más jóvenes, y también en mujeres.

Reforma de la Sanidad

Por otra parte, la consejera de Sanidad avanzaba que la semana que viene estará listo el informe de 75 páginas que ha elaborado el grupo de expertos de la Comunidad, que el PSOE abandonó, y del que forman parte los doctores José Luis Almudí y Alejandro Merino y la enfermera Laura Sobrino, con más de 120 medidas para reformar la Sanidad pública y que se ha realizado durante ocho sesiones, con más de 32 horas de videoconferencia.

Un documento en el que los expertos abogan por la consulta presencial en los centros sanitarios, mediante la cita previa, también en los consultorios locales; que el gasto e inversión en el servicio sanitario represente el siete por ciento del PIB de la Comunidad; o definir el modelo de ordenación sanitaria en Castilla y León sobre la base de la calidad y equidad de la asistencia.

Las medidas que despliega el documento base se centran en estar preparados para frenar la pandemia de coronavirus, promoción y prevención de la salud, atención primaria y atención continuada, plan de humanización, investigación, docencia y formación y financiación.