Los contagios campan a sus anchas : 2.299 casos y 23 muertos

Hay 1.277 castellanos y leoneses ingresados, 178 en las UCIS, de los que el 78% de ellos se encuentran intubados

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante la rueda de prensa
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante la rueda de prensaDos Santos/Ical

Tras un descenso en el número de casos para empezar la semana, nueva bofetada este martes. La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informaba de 2.299 nuevos casos en el último día con 23 muertos, cifra récord en esta tercera ola. “Un ritmo muy vertiginoso de contagios”, ha recalcado la consejera por lo que ha aludido la necesidad de ser ágiles en la toma de decisiones de medidas restrictivas, como la tomada el pasado viernes como el toque de queda a las ocho de la tarde, con la polémica suscitada con el Ministerio de Sanidad.

Por ello, a la vez que ha afirmado que son “leales” al Gobierno de España, ha demandado “unidad de acción y no de inacción”. En este sentido ha querido agradecer a los los castellanos y leoneses su implicación en cuanto a las medidas restrictivas de la Junta, y en especial el toque de queda de las ocho de tarde.

Y es que los datos no engañan: 2.299 más con especial incidencia en Valladolid, que en las últimas horas ha sumado otros 685; seguida por León con 348; Palencia, 240; Salamanca, 239: Segovia, 229; Burgos, 218; Ávila, 180; Zamora, 108 y Soria 52.

Unas cifras que hacen que la incidencia a 14 días llega a los 910 casos por cada 100.000, mientras que a siete días es de 615 casos. Eso ha provocado que en sólo tres semanas la incidencia se ha multiplicado por diez, según ha indicado la consejera.

En relación a las localidades con más de 20.000 habitantes y que cuentan con mayor incidencia son por este orden: Segovia con 1.395; Palencia, con 1.101; Arroyo de la Encomienda, con 773; Laguna de Duero, con 743; Miranda de Ebro, con 661; y Medina del Campo, con 658.

En cuanto a los brotes activos llegan a los 1.165 con 7.048 personas vinculados a ellos. En este punto Verónica Casado ha indicado que el 90 por ciento de los casos se refieren a carácter sociales y social-familiares, mientras que los brotes en residencias de mayores es del 7 por ciento.

Casado ha mostrado su preocupación por la presión hospitalaria actual, con 1.277 pacientes ingresados, de los que 1.099 se encuentran en planta y 178 en las UCIS, de los que el 78 por ciento de estos últimos se hallan entubados. Por ello, la consejera ha alertado de que sin los casos continúan así habrá que reordenar el sistema sanitario en próximas semanas y ajustar el número de quirófanos abiertos.

Son dos las grandes causas, que ha explicado la consejera, las que han provocado esta mayor incidencia como el incremento de contactos en las últimas fechas y la capacidad del virus cuya contagiosidad en más alta, aunque menos virulenta, “aunque al haber más casos, hay más muertos”.

En cuanto a las residencias de mayores, han fallecido cuatro personas -ninguna de ellas en los propios centros-, se han detectado 131 nuevos casos y se encuentran aisladas 155 usuarios en estos momentos.