Coronavirus

Ganaderos de la Montaña de León advierten que el lobo “está perdiendo el miedo a las personas”

Y piden también un ecoesquema en la PAC que reconozca la coexistencia con grandes carnívoros

La Asociación de Ganaderos de la Montaña Leonesa pide en Riaño (León) medidas de protección contra los ataques del lobo
La Asociación de Ganaderos de la Montaña Leonesa pide en Riaño (León) medidas de protección contra los ataques del loboCAMPILLOAgencia ICAL

Ganaderos de la Montaña de León se han concentrado este sábado en la localidad leonesa de Riaño para advertir de algunas de las inquietudes que les asolan. Entre ellas la problemática del lobo y su más que posible protección por parte del Gobierno de España, que impedirá su caza también al norte del Duero.

Así, los ganadero recuerdan que no lo mismo tener una explotación ganadera en la Cordillera Cantábrica que en el sur de España y piden valoración justa de los daños causados por los lobos.

Unos lobos que, según advierte el presidente de la Asociación de Ganaderos de la Montaña de león, Arsenio Rodríguez“, le están perdiendo el miedo a las personas, se quedan parados”, por lo que “el próximo paso será atacarles”. Este comportamiento “que está cambiando en el lobo”, Rodríguez lo achaca a la modificación en el comportamiento de la actividad en el monte, “donde ahora no solo hay un pastor y un cazador, sino que también hay 900 personas contemplando el paisaje”.

Por otro lado, los ganaderos se han concentrado para defender la coexistencia con los grandes carnívoros en la Cordillera Cantábrica y para reclamar a las administraciones que se cree un ecoesquema especial dentro de la Política Agrícola Común (PAC)

También solicitan el reconocimiento de los perros de raza carea y mastín sean incluidos dentro del Instituto de Restauración y Medio Ambiente (IRMA) y reconocidos como herramienta de trabajo, de igual forma que quiso dejar claro que “los perros cuando están en el monte no están abandonados, sino que están haciendo su trabajo” ya que “cada vez que existe un problema con ellos tenemos que pagar denuncias”.

De igual manera, el presidente de los ganaderos denunció la problemática existente con los pastores eléctricos, respecto a los que expuso que “no es de recibo que se estén reconocidos como instalaciones de baja intensidad móviles”, lo que quiere decir que “la instalación la tiene que hacer un técnico acreditado para ello”, algo que “no tiene sentido común cuando la media de todos tienen pastores de 15 o 20 instalaciones”.

Rodríguez denunció que las administraciones no tienen en cuenta los daños producidos por estos animales al ganado de la montaña leonesa, de igual forma que “no se da ningún otro tipo de solución”. En este sentido, afirmó no comprender “cómo es posible que cuando un animal sufre un ataque, la administración sea la que pone el precio del daño sin contar con nosotros”.

“Todas las medidas preventivas no tienen sentido común, no se puede castigar con los perros y pastores eléctricos cuando nos piden prevención.