Condenados a un año y ocho meses por el incendio de una caravana en Cabrillas (Salamanca) que costó la vida a una persona

La Audiencia Provincial no condena por homicidio imprudente, ni por tentativa de estafa

Audiencia Provincial de Salamanca
Audiencia Provincial de Salamanca

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a dos hombres por incendiar en mayo de 2017, de manera premeditada, una caravana de ferias en el municipio de Cabrillas (Salamanca), para cobrar el seguro, y que provocó la muerte de uno de los que habían participado en el fuego.

Según la sentencia hecha pública este viernes por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), uno de los dos condenados es el propietario de la caseta de ferias.Sin embargo, el máximo órgano judicial de Salamanca los ha absuelto de los delitos de estafa y tentativa de homicidio imprudente, como reclamó en el juicio el representante del Ministerio Fiscal.

Por ello, se les condena por el delito de incendio en bienes propios, al dueño de la caseta de ferias como inductor y al segundo de los investigados como autor material, imponiéndoles a cada uno una pena de un año y ocho meses de prisión.

En la sentencia se les exculpa del delito de homicidio imprudente al considerar que “ninguna persona resultó afectada, ni vio en verdadero peligro su vida o su integridad física”. ”La persona que se presenta y a la que se la adjetiva como víctima de un homicidio imprudente, por una omisión grave imputable a otro, resulta que es quien crea la grave situación de riesgo y peligro para su vida, y quien habría contravenido las normas de cuidado a la hora de estar materializando y ejecutando una acción delictiva dolosa”, ha añadido la sentencia.

Los hechos se produjeron sobre la una de la madrugada del miércoles, día 10 de mayo, cuando se produjo un fuego, con una fuerte explosión, en una caravana que hacía las labores de taquilla de unos autos de choque, y que estaba aparcada en la calle Adolfo Suárez, cerca del frontón, en Cabrillas.Una vez que los bomberos de Tamames (Salamanca) lograron extinguir el fuego, la Guardia Civil localizó un cadáver junto a los restos de la caravana, que quedó destruida en su totalidad.