Golpe policial contra la pornografía infantil en internet

Cuatro detenidos de entre 48 y 74 años en Valladolid y su alfoz por poseer y distribuir vídeos sexuales en los que adultos agreden a menores

Cuatro detenidos en Valladolid por distribuir pornografía infantil en Internet
Cuatro detenidos en Valladolid por distribuir pornografía infantil en Internet

Importante golpe de la Policía Nacional en Valladolid contra la pornografía infantil. Y es que agentes policiales han detenido a cuatro varones de entre 48 y 74 años de edad, como presuntos autores un delito de posesión y distribución de pornografía infantil a través de internet. En concreto, las detenciones se registraron en la capital y el alfoz, y en uno de los domicilios registrados se intervinieron diez discos duros con una capacidad total de 17 TB con números archivos de video con pornografía infantil, algunos de gran dureza, en los que aparecen niños de corta edad agredidos sexualmente por adultos.

La operación, denominada ‘Americio’, se inició con el ciberpatrullaje que realiza la Policía Nacional contra la distribución de pornografía infantil a través de Internet, en concreto en las redes ‘peer to peer’ que permiten a los pedófilos compartir archivos con contenido pornográfico infantil con usuarios de cualquier parte del mundo. Dicha investigación se inició en el mes de agosto del año 2020, culminándose a finales del mes de septiembre de este 2021, según informan fuentes policiales.

Fruto de la investigación se geolocalizaron siete conexiones a internet en la provincia de Valladolid desde las cuales se compartían archivos con contenido pornográfico infantil y cuya denominación hacía referencia a dicha temática. Por todo ello, y bajo la coordinación de la Fiscalía Especializada en Criminalidad Informática de Valladolid, y tras obtener las preceptivas órdenes judiciales de entrada y registro a los domicilios investigados, los agentes procedieron a revisar dichas conexiones (seis en Valladolid capital y otra en una localidad del alfoz) así como los dispositivos electrónicos que se hallaban en dichos domicilios.

La Policía Nacional encontró en cuatro de los siete domicilios archivos con contenido pornográfico infantil, que se habían compartido con otros usuarios en la red, por lo que procedieron a la detención de sus usuarios.

Desde la Policía advierten de la necesidad de realizar un uso adecuado de internet, y que la posesión y distribución de archivos con contenido pornográfico infantil constituye un ilícito penal previsto en el artículo 189 del Código Penal castigado con penas de cárcel de uno a cinco años, pudiéndose elevar hasta nueve años de cárcel si concurren circunstancias agravantes.