Fernández Mañueco vuelve a salir en defensa de los agricultores y ganaderos de Castilla y León ante los continuos ataques del Gobierno de Sánchez

El presidente de la Junta pide al ministro Garzón que “rectifique o dimita ya”

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco FOTO: Photogenic/Claudia Alba Europa Press

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, vuelve a salir en defensa de las mujeres y hombres del campo de Castilla y León ante los masivos ataques del Gobierno de Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo autonómico demuestra, una vez más, que “no va a pasar una a la Administración central.

Por este motivo, Fernández Mañueco ha utilizado la red social Twitter para responder al artículo del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en The Guardian, en la que afirma que “España exporta carne de mala calidad de animales maltratados”.

El presidente de la Junta se pregunta, en su perfil, “Qué ha hecho Castilla y León para que el Gobierno de España ataque de nuevo a nuestros ganaderos”, y asegura que “no lo vamos a admitir. Nos tendrán enfrente en la defensa de los hombres y las mujeres del campo”.

Por este motivo, Fernández Mañueco asegura que “el ministro de Consumo tiene que rectificar ya o dimitir”. Y es que Alberto Garzón es muy agresivo con los ganaderos y agricultores de nuestro país, al asegurar en ese artículo que “Encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, 5.000 ó 10.000 animales. Contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esa carne de mala calidad de esos animales maltratados”.

Para respaldar sus opiniones, indica el portal https://carnica.cdecomunicacion.es/, que el minisrro “se apoya en un informe publicado recientemente por activistas medioambientales en el que señalan que 20 empresas cárnicas mundiales emiten más GEIs que Alemania, Francia o Gran Bretaña. En dicho informe no se publica dicha lista (por lo que no se puede saber si hay alguna española), pero cuando habla de las cárnicas que más contaminan se destaca el primer puesto de la brasileña JBS; y el segundo de la estadounidense Tyson Foods. A continuación se cita, sin especificar orden, a Cargill, WH Group, BRF o Marfrig”.

Además, Garzón en el medio británico Garzón se refiere a las críticas recibidas en verano cuando inició su cruzada contra el sector cárnico afirmando que la mayoría provenían de hombres que “sentían que su masculinidad se vería afectada por no poder comer un trozo de carne o hacer un asado”. En ese sentido, también afirma que las mujeres recibieron mucho mejor su mensaje contra el consumo de carne.

Finalmente, se atribuye un apoyo total de la sociedad en su propuesta indicando a The Guardian que “las organizaciones de la sociedad civil y las asociaciones de ecologistas, pediatras, médicos y nutricionistas salieron a defendernos hasta el final”-