La Junta refuerza la mejora energética de casi 3.000 viviendas de Castilla y León

La Consejería de Economía y Hacienda impulsa una línea de ayudas por 10,5 millones

Vivienda de un pequeño pueblo de Palencia
Vivienda de un pequeño pueblo de Palencia FOTO: A. Álvarez EFE

La Consejería de Economía y Hacienda, que dirige en funciones Carlos Fernández Carriedo, ha convocado este miércoles 9 de marzo ayudas por 6,12 millones, ampliables en otros 4,37, para el programa de rehabilitación energética para edificios existentes en municipios de reto demográfico, que prevé rehabilitar 2.846 viviendas en 2.195 municipios de Castilla y León.

Así se indica en la convocatoria de las subvenciones que publica el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) y el Real Decreto de 3 de agosto del pasado 2021 que regula esas ayudas. Se trata de una actuación incluida en el Programa de regeneración y reto demográfico del Plan de rehabilitación y regeneración urbana del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Las ayudas se dirigen a personas físicas o jurídicas de naturaleza privada o pública que sean propietarios de edificios existentes destinados a cualquier uso, comunidades de propietarios o agrupaciones de comunidades de propietarios de edificios residenciales de uso vivienda, propietarios que de forma agrupada sean propietarios de edificios, empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios, empresas de servicios energéticos (ESEs).

También a proveedores de servicios energéticos, entidades locales de Castilla y León, sector público institucional correspondiente a Administraciones Públicas de Castilla y León (excepto las de la propia Administración Autonómica), comunidades de energías renovables y las comunidades ciudadanas de energía.

Las subvenciones, a las que se puede optar hasta el 15 de marzo, buscan fomentar la rehabilitación energética exhaustiva y rentable de edificios en municipios de reto demográfico de Castilla y León.

El objetivo último es la mejora de la eficiencia energética del parque inmobiliario existente para reducir su consumo de energía final e incorporar energías renovables, contribuyendo así activamente a la sostenibilidad ambiental, mediante la reducción del nivel de emisiones de dióxido de carbono, a la cohesión social y a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

La tipología de las actuaciones es de tres tipos, para mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica; de la eficiencia energética y uso de energías renovables en las instalaciones térmicas de calefacción, climatización, refrigeración, ventilación y agua caliente sanitaria y de la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación.