Un nuevo proyecto en Soria para estimular a los niños de altas capacidades

La Cátedra de Caja Rural apuesta por “retener talento” y reforzar la creatividad de los menores

La Cátedra de Conocimiento e Innovación de Caja Rural presenta un proyecto para estimular la creatividad y el talento de los alumnos de altas capacidades
La Cátedra de Conocimiento e Innovación de Caja Rural presenta un proyecto para estimular la creatividad y el talento de los alumnos de altas capacidades FOTO: Concha Ortega ICAL Agencia ICAL

Un total de once niños de entre 8 y 16 años con altas capacidades del Colegio Nuestra Señora del Pilar-Padre Escolapios de Soria participarán en un proyecto de estimulación impulsado por la Cátedra de Conocimiento e Innovación de Caja Rural con el fin de “desarrollar sus capacidades y no perder talentos”.

Este centro es el primero donde se desarrolla esta iniciativa, aunque se espera que se extienda al resto de centros sorianos con el objetivo de llegar a todos los niños que presentan aptitud más que sobresalientes que en diversas materias.

Para la profesora del departamento de Economía Aplicada de la Facultad de Ciencias Empresariales y coordinadora de la actividad Sonia Esteban, y al directora de la Cátedra, Blanca García, esta iniciativa incluye la realización de varios talleres sobre las edades de los árboles y el pensamiento lateral.

La segunda sesión será el próximo martes día 5 de abril y la tercera y última se desarrollará en junio en Caja Rural, con un taller de educación financiera para que los niños comprendan cómo funciona la economía y adquieran conocimientos sobre inversión.

Esteban afirmó que se trata de talleres “encuadrados dentro el proyecto de estimulación, creatividad y talento” para niños con altas capacidades “con el fin de que puedan desarrollarse plenamente”, y advirtió que muchos alumnos con altas capacidades se aburren en las aulas al tener que repetir el aprendizaje de conceptos simples muchas veces. “Darles estímulos puntualmente es fundamental y máxime en Soria, donde es obligatorio retener talentos”, destacó, para añadir que el proyecto se denomina ‘Ecretac’.

Esteban incidió en la importancia de detectar los alumnos con altas capacidades, con un coeficiente intelectual de 130 y con un conjunto de habilidades que puedan tener sobre una materia específica y que engloba talentos múltiples e individuales y la necesidad de intervenir en los procesos educativos.

La Cátedra de Conocimiento e Innovación de Caja Rural presenta un proyecto para estimular la creatividad y el talento de los alumnos de altas capacidades
La Cátedra de Conocimiento e Innovación de Caja Rural presenta un proyecto para estimular la creatividad y el talento de los alumnos de altas capacidades FOTO: Concha Ortega Agencia ICAL

“Antes se hablaba de niños superdotados pero no es sólo es cuestión de coeficiente intelectual sino que tienen un conjunto de habilidades y otros sobre un talento múltiple o simple en los que es necesario intervenir”, dijo.

Soria es la segunda provincia de Castilla y León, por detrás de Zamora, con mayor número de alumnos con altas capacidades. El cribado en las aulas se realiza en primero de Primaria y comienza a detectarse en segundo. Talleres de este tipo solo se celebraban en Valladolid y en Burgos y estaban planteados por la propia Consejería, pero por primera vez se ha logrado trasladarlos a Soria.

La profesora de Economía precisó que se pierden muchos talentos al no atender a las necesidades que necesitan los alumnos con altas capacidades, y subrayó que parecía un mito que los alumnos con altas capacidades no necesitaban refuerzo.

“Siempre se ha atendido a aquellos que tenían dificultad de aprendizaje que son igual de importantes. Creo que la diversidad no abarca ni a unos ni a otros sino a todos. La antigua escuela estaba más enfocada a la uniformidad y la del siglo XXI tiende a dar cabida a que todos los alumnos  puedan desarrollarse plenamente en el ámbito educativo y social, a poderles dar la formación que ellos necesitan”, precisó, para agregar, después que la Junta de Castilla y León intenta atender la diversidad con varios programas.

Por su parte, la directora de la Cátedra avanzó que este proyecto intenta retener el talento y apostar por la ciudad. “El proyecto tiene visión de  universalidad y se diseñarán los talleres en función del número de alumnos. Será un proyecto de éxito para todos los centros de Soria”, insistió.