¿Qué es el envero y el aclareo y por qué son cruciales en la maduración de la uva?

Las altas temperaturas de este verano adelantan una semana estos procesos en zonas vitivinícolas como Ribera de Duero

Cambio de color o envero en las uvas de la D.O. Ribera de Duero
Cambio de color o envero en las uvas de la D.O. Ribera de Duero FOTO: Protos La Razón

El calor sofocante y extremo que España, en general, y Castilla y León, en particular, están sufriendo este verano, pueden provocar que la vendimia de este año se adelante más de lo previsto en las denominaciones de origen debido a que los plazos de los distintos procesos de maduración de la uva previos a la recogida del fruto se están agilizando debido a estas altas temperaturas de este periodo estival.

Tal es así que, por ejemplo, en la DO Ribera de Duero, que engloba a las provincias de Valladolid, Burgos, Segovia y Soria, este calor ya ha provocado que el envero y el aclareo se hayan adelantado una semana en los viñedos de esta importante zona vitivinícola del mundo, conocida por sus vinos tintos de extraordinaria calidad, respecto a otros años más normales, según apuntan desde Bodegas Protos, la nonagenaria bodega ribereña e impulsora de la DO Ribera de Duero, que se encuentra situada bajo las faldas del medieval castillo de Peñafiel, en la provincia de Valladolid

Pero, dicho esto, ¿Qué es el envero y el aclareo y por qué es tan importante en la maduración de la uva?

El envero, por un lado, ofrece un dato crucial y preciso sobre el estado de la campaña de a vendimia, ya que es el momento en el que las uvas pasan de su etapa de crecimiento a la de maduración.

Se caracteriza principalmente por el cambio de color de las uvas, que adoptan el que será su tono definitivo, rojo o azulado en el caso de las uvas tintas, y amarillo en el de las blancas.

En cuanto al proceso del aclareo, no es otra cosa que eliminar los racimos menos prometedores de las viñas para que, de esta forma, los racimos que se quedan en la cepa puedan recibir más recursos de la misma hasta el momento de la vendimia.

Un trabajo manual y esencial siempre, pero especialmente en épocas de sequía como el actual, ya que al haber menos agua es vital que disponible vaya para los mejores racimos y estos puedan madurar mejor con el objetivo de elaborar unos vinos de mayor calidad. Se prioriza la calidad por la cantidad.

Ambos procesos, por tanto, resultan muy atractivos pero, sobre todo, son claves a la hora de determinar la calidad de los vinos jóvenes que los consumidores empezarán a probar el año que viene.