La mitad de coches sin etiqueta ha dejado de circular por Barcelona

Barcelona pone en marcha la Zona de Bajas Emisiones
Vista de la Ronda de Dalt de la ciudad de BarcelonaEnric FontcubertaEFE

Tras dos meses en marcha, el Ayuntamiento necesitaba una buena noticia con uno de sus proyectos más ambiciosos contra la contaminación: la Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Si bien es cierto que las multas no comenzarán hasta enero, los primeros datos fueron bastante descorazonadores. En esta ocasión, el concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, ha comparecido con otra cara. Un 20% del parque automovilístico estaba afectado por la medida, con la entrada de la ZBE la mitad de estos coches han dejado de circular. Por lo que hoy en día sólo uno de cada diez vehículos que circula por Barcelona lo hace sin etiqueta ambiental. Ampliando el espectro, “de los 125.000 vehículos que no tenían etiqueta en 2017, 40.000 ya han dejado de circular”, ha señalado Badia.

Así lo ha dicho en la rueda de prensa de balance del primer mes de funcionamiento de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), en la que ha añadido que esta reducción de vehículos contaminantes ha logrado reducir un 19% las emisiones de NOx: "En 2017 el 20% de los vehículos que circulaban en Barcelona no tenían etiqueta. Este enero solo lo hacen entre el 8% y el 10%".

Es decir, en 2017 dos de cada diez coches que circulaban por la capital catalana no tenía etiqueta, mientras que en 2020, solo lo hacen uno de cada diez: "Las cámaras detectan solo entre un 8% y un 10% de vehículos sin etiqueta, ya sea porque están en moratoria o porque se esperan al 1 de abril, cuando se empezará a multar", y ha detallado que ya se han instalado 44 de las 66 cámaras.

En el primer mes de funcionamiento de la ZBE, el tráfico en el interior de la ciudad ha caído de media un 3,6%. En los accesos ha bajado un 1,9%, mientras que en las rondas el descenso ha sido del 4,9%. Los datos se han comparado con la media de tráfico de noviembre de 2019, tal como recomendaron los técnicos. Eloi Badia ha dicho que es “una reducción histórica” que, además, ha revertido la tendencia.

A pesar de la instalación de cámaras en las rondas y en el interior de la ciudad, en este primer mes de ZBE aún no se ha podido cuantificar cuántos vehículos han circulado incumpliendo la normativa. Por ello, aún no se ha enviado ninguna carta a los infractores avisándoles de que en abril se les multará. Según Badia, hay ayuntamientos que no han aprobado la ordenanza hasta enero y no se prevé enviar cartas hasta este mes de febrero.